Condenados a 19 años de cárcel los patriarcas del 'clan de Los Gordos'

Actualizado 17/12/2013 22:26:43 CET

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a los patriarcas del conocido 'clan de Los Gordos', Juan José H.R. y Adela M.G., a 19 años y un mes de cárcel y a una multa de 800.000 euros por delitos contra la salud pública en condición de jefes de la organización y tenencia ilícita de armas.

   Así consta en una sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que se pena al resto de integrantes del clan que fueron juzgados a penas de entre un año y medio y once años y medio de prisión. A Ricardo  H.M., considerado el heredero del imperio, se le condena a 10 años y seis meses de cárcel y a una multa de 650.000 euros.

   En el juicio, los patriarcas alegaron que les había tocado la lotería en 2003 para justificar los 35.000 euros que se hallaron en su casa situada en el Pozo del Tío Raimundo, así como las joyas de oro valoradas en 12.000 euros.

   La sentencia sostiene que las conversaciones telefónicas demuestran la existencia de un grupo organizado de personas con "dirección, jerarquía, reparto de funciones y objetivos penalmente ilícitos".

   Respecto al patriarca, la sala señala que lo "realmente significativo es el ejercicio de la autoridad indiscutida, en condiciones normales y, sobre todo, cuando las cosas se ponen mal para el grupo". De igual modo, lo opina respecta a Adela.

DETENCIONES

   Los procesados fueron detenidos en el marco de una operación iniciada en octubre de 2011 por parte del Grupo XIV de la UDYCO de la Brigada Provincial de la Policía Judicial de Madrid, competente para la investigación de personas y organizaciones dedicadas a la introducción y distribución de sustancias estupefacientes.

   Este operativo policial efectuó seguimientos y vigilancias a uno de los procesados, conocido por el sobrenombre de 'Piecitos', quien contactaba diariamente con otro de los procesados en el poblado de Valdemingómez.

   Ambos se encargaban desde hacía tiempo de supervisar y controlar el ilegal tráfico de sustancias estupefacientes que se realizaba de forma diaria, en la modalidad del menudeo, en varios emplazamientos o parcelas propiedad del llamado clan de 'Los Gordos', al frente del cual estaban los otros dos procesados en la causa, que son matrimonio.

   Uno de los procesados desempeñaba funciones de vigilancia y seguridad desde el exterior de las parcelas a bordo de un vehículo Rover, mientras que el otro lo hacía desde el interior de las parcelas, como hombre de máxima confianza del matrimonio.

   El citado matrimonio, ambos dos de 42 años de edad, y patriarcas y líderes de la organización, acudía diariamente para supervisar personalmente el funcionamiento del operativo y, en ocasiones, para aprovisionar de sustancias estupefacientes.

   El matrimonio, en unidad de acción, controlaba íntegramente la organización, la gestión y el reparto del dinero entre los miembros del grupo, familiares directos o terceros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies