Confirman año y medio de prisión para un hombre que se peleó con su vecino en Getafe por unas heces caninas

Publicado 19/03/2018 18:13:54CET

GETAFE, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado una sentencia de un año y medio de prisión para un hombre que se peleó con su vecino por una discusión sobre heces caninas en el barrio de Getafe Norte.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, desestima los recursos que interpusieron los protagonistas de la pelea, que tuvo lugar a finales de diciembre de 2015, contra el fallo del Juzgado de lo Penal número 5 de Getafe.

De este modo, se considera probado que se produjo una discusión sobre unas heces de perro que había en la acera de una calle de Getafe Norte entre dos vecinos colindantes, ya que uno de ellos las estaba recogiendo y el otro, que estaba saliendo de su garaje, entendió que las estaba tirando hacia su domicilio.

Por ello, se bajó de su vehículo y le recrimino dicha acción, iniciándose una discusión "donde se engancharon y se agredieron mutuamente con puñetazos, interviniendo uno de los hijos para que no siguieran golpeando a su padre, por lo que lo tiró al suelo".

Por la otra parte, vio la pelea desde su domicilio la esposa, que salió de casa, se quitó su zapato y con intención de defender a su marido, golpeó en la cabeza al contrincante, aunque fue apartado por el hijo para que no agrediera a su padre.

El hombre que ha sido condenado a un año y medio de prisión por un delito de lesiones sufrió un eritema y un edema en región malar izquierda, que curó tras una primera asistencia facultativa en tres días no impeditivos.

Sin embargo, su vecino requirió de puntos de sutura por una "herida supraciliar, collarín cervical, férula en los dedos y reconstrucción de piezas dentales (incisivos centrales superiores), curando en 27 días impeditivos y 22 días no impeditivos, con las secuelas de artrosis en el quinto dedo de la mano izquierda y cicatriz de un centímetro en región ciliar izquierda".

Este último también fue condenado por un delito de lesiones a una multa de 150 euros, mientras que la pena de prisión de año y medio de su vecino se ha suspendido con la condición de no delinquir en el plazo de dos años y que pague la responsabilidad civil de 5.000 euros.