Consejeros sociales de las universidades públicas madrileñas suscriben un manifiesto contra los recortes educativos

Actualizado 18/05/2012 18:24:57 CET

Sindicatos consideran que su aplicación en la región no es necesario al haberse reservado en los presupuestos un fondo con 2.

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Un total de 28 consejeros sociales de las universidades públicas madrileñas han suscrito el 'Manifiesto por la Universidad Pública' en el que rechazan los recortes educativos impulsados por el Gobierno de Mariano Rajoy y en el que han pedido la retirada del Real Decreto-Ley 14/2012 en el que se recogen los mismos.

Estas medidas son, según reza el manifiesto, "un ataque frontal contra el propio concepto de servicio público y la viabilidad de la Universidad Pública, reduciéndola a un elemento más del mercado y apostando de manera clara por su mercantilización".

La reforma universitaria supone, a juicio de los firmantes, "modificar sustancialmente" el modelo basado en la autonomía universitaria --reducido "a un elemento meramente retórico", aseguran--, el principio de igualdad de oportunidades y el de servicio público.

Asimismo, han criticado la reducción de recursos para la Universidad --al contrario que el resto de países europeos, apuntan--, especialmente en investigación, así como la "entrada de manera incontrolada" por parte de la empresa privada, bien sea para el desarrollo de enseñanzas como en la privatización de servicios universitarios.

En el escrito consideran que, a pesar de ser "un pilar fundamental del Estado de Derecho desde el que se promueve el conocimiento y la formación cívica", ha sido condenada a "una permanente insuficiencia financiera con la voluntad no declarada de deteriorar su calidad académica".

Los sindicatos mayoritarios CC.OO. y UGT, presentes en los consejos de las universidades y cuyos representantes se cuentan entre los firmantes del manifiesto, han criticado esta reducción en los presupuestos de los servicios esenciales, y han destacado que su aplicación en la región podría evitarse al contar la Comunidad con un Fondo de Contingencia al margen de las cuentas presupuestadas de 2.569 millones de euros.

"Esto hace absolutamente innecesario practicar estos recortes sobre la educación universitaria, y por lo tanto, exigimos al Gobierno regional, que en estos momentos tiene las finanzas razonablemente saneadas, que no haga recortes sobre los servicios públicos", ha manifestado el responsable de la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, Paco García.

La reducción del gasto público para la comunidad universitaria pasarían por una reducción del presupuesto de unos mil millones de euros, según ha estimado su homólogo en FETE-UGT Madrid, Eduardo Sabina. "Pan para hoy y hambre para mañana", ha apostillado García.