El consumo moderado de cerveza podría tener un efecto cardioprotector durante y tras el infarto agudo de miocardio

Cerveza, caña
PIXABAY
Publicado 11/04/2018 16:39:38CET

MADRID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consumo moderado de cerveza podría tener un efecto cardioprotector en un infarto agudo de miocardio, según ha destacado este miércoles la investigadora del Programa-ICCC Cardiovascular del Hospital de Sant Pau, Teresa Padró, en la Universidad Complutense.

Pradó ha expuesto en el XXII 'Congreso de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación' (Sedca) que ha tenido lugar en la facultad de medicina de la universidad, que esta bebida podría tener un efecto cardioprotector durante y tras este tipo infarto, según ha informado en un comunicado la organización del evento.

El alto contenido en polifenoles presentes en la cerveza "supone un considerable poder antioxidante, lo que representa efectos beneficiosos sobre el endotelio vascular". Del mismo modo estudios experimentales "evidencian una asociación entre el consumo de cerveza, la reducción del daño oxidativo a nivel vascular y la activación de la vía de señalización".

Un nuevo estudio del ICCC realizado en humanos "permitirá identificar aquellos componentes moleculares como genes y proteínas que modifican sus niveles de expresión tras un consumo moderado de cerveza".

Este estudio, según ha afirmado la investigadora, "abre una nueva vía para detectar posibles dianas de intervención a través de hábitos que lleven a una mejor prevención a nivel de salud cardiovascular y con ello a un menor riesgo de sufrir un infarto de miocardio y sus secuelas clínicas".

Por otra parte, estudios recientes en humanos han evidenciado que la ingesta moderada de cerveza (regular y sin alcohol) no ejerce efectos perjudiciales vasculares ni aumenta el peso corporal en personas obesas con cierto grado de riesgo cardiovascular y sí puede ayudar a prevenir la disfunción endotelial inducida por la exposición prolongada.