La contaminación repunta en 2017 en Madrid, que incumple por octavo año los límites legales en NO2, según Ecologistas

Tráfico, Madrid, cortes de tráfico por contaminación, coche, coches, vehículo
EUROPA PRESS
Actualizado 16/01/2018 15:17:48 CET

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -


   La contaminación atmosférica aumentó el año pasado en la ciudad de Madrid, que incumple así por octavo año consecutivo los límites legales en dióxido de nitrógeno (NO2) marcados por la Unión Europea, debido a los episodios de anticiclón de este otoño y a un repunte en el tráfico, según ha expuesto este lunes Ecologistas en Acción.

   La organización ha presentado su informe anual basado en datos de las mediciones oficiales de las 24 estaciones de medición de contaminación del Ayuntamiento. Así, 15 de las 24 estaciones rebasaron el valor límite anual por NO2 para la protección a la salud humana (40 microgramos por metro cúbico de media anual). En 2016 fueron 9 las estaciones que superaron esta valor, en 2015 fueron 13, 6 en 2014 y 8 en 2013.

   Por su parte, el valor límite horario está establecido en 200 microgramos y no debería rebasarse más de 18 horas en ninguna estación. Pero a lo largo del año pasado lo rebasaron siete estaciones. El registro fue peor que el correspondiente a 2016 (cuatro estaciones), pero mejor que el de 2015 (ocho estaciones).

   En cuanto a las partículas en suspensión, ninguna de las estaciones ha superado el valor límite legal anual de PM 10 (40 microgramos por metro cúbico), aunque en 7 de las 12 estaciones que las miden igualaron o superaron el valor límite anual recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), fijado en 20 microgramos.

   La partículas más finas, las PM 2.5, que son las más perniciosas para la salud, tampoco superaron el valor legal, pero en cinco de las seis estaciones que las miden igualaron o superaron el valor límite anual recomendado por la OMS. De esta forma, los datos de las partículas en suspensión en 2017 suponen, según ha explicado Ecologistas en Acción, un "ligero repunte" respeto a los correspondientes al año anterior.

   Sobre el ozono troposférico, el informe destaca que seis de las 14 estaciones que miden este contaminante anotaron más de 25 superaciones del valor límite legal octohorario (120 microgramos por metro cúbico) y 12 de ellas superaron el valor recomendado por la OMS, fijado en 100 microgramos 25 veces al año. Además, tres estaciones registraron superaciones del umbral de información a la población (180 microgramos durante una hora).

   No obstante, la contaminación por ozono troposférico descendió ligeramente en 2017 respecto a años anteriores, aunque se consolida la tendencia iniciada en 2013, en el que dicho contaminante irrumpió con fuerza en la capital, cuando hasta entonces se quedaba en las ciudades periféricas, ha indicado en la rueda de prensa el portavoz de Ecologistas en Acción Juan García Vicente.

   "Los datos de contaminación de NO2 de 2017 indican que queda mucho por hacer, aún estamos lejos de una calidad del aire razonable. Es cierto que han estado muy influenciados por las condiciones meteorológicas que se han dado en el último cuatrimestre, siendo 2017 el año más cálido y segundo más seco de la Historia de España. Pero el problema es que, observando la tendencia de los últimos años, dichas condiciones cada vez tienen menos de coyuntural y más de normalidad a las que nos está abocando el cambio climático", han señalado.

   A ello se suma el repunte del tráfico, debido a la pequeña mejora de la situación económica del país, ya que en los años de la crisis había bajado. De hecho, se observa que desde 2015 ha subido el consumo de combustible en la Comunidad de Madrid, tanto del diésel como de la gasolina, y que las intensidades de tráfico en vías tan importantes como la M-30 han subido.

AL AYUNTAMIENTO: "QUEDA MUCHO POR HACER"

   García Vicente y Juan Bárcena, responsable de Calidad del Aire de la ONG, han reconocido que el Gobierno de Carmena, "a diferencia de los anteriores, que negaban el problema y hablaban de la libertad individual de coger el coche, ahora reconocen la mala calidad del aire en Madrid y está dando pasos significativos en la buena dirección".

   Así, han recordado que han puesto en marcha el protocolo ante picos de contaminación, que "visibiliza el problema" y a su juicio ayuda a una pequeña reducción, gracias a la cual no se llega a activar la fase de restricción de la mitad de los vehículos por número de matrícula.

   Sin embargo, creen que el protocolo de contaminación municipal es "insuficiente", debe ponerse en marcha cuando se prevea una situación atmosférica adversa y debe ser "más estricto", es decir, creen que debería entrar la fase 3 antes.

   "Actualmente se aplica el protocolo, se pone la tapa, cuando ya ha acumulado mucha polución y es difícil que baje. Lo mejor tomar medidas antes y que se llegara antes la medida de las matrículas, que es como mejor mejora la contaminación", han esgrimido.

   De hecho, los ecologistas prefieren la medida de la prohibición de matrículas par o impar, dependiendo del día, en escenario 3, porque entienden que con la restricción por modelo contaminante de coche entrarían más vehículos a la capital.

   "Somos críticos con los criterios de las etiquetas porque no hay una separación de diésel y no diésel. Además, si fuera totalmente restrictivo sólo entrarían el 5 por ciento de coches y eso nadie lo va a hacer, por lo que se si se permite la entrada a vehículos tipo C la restricción sería muy pequeña que la actual", indican.

   Por eso, han pedido al Ayuntamiento que en el escenario 2 junto a la restricción de aparcamiento en zona SER y la bajada de la velocidad en M-30 y accesos incluyan la prohibición de circulación a los vehículos más contaminantes, lo que haría "más potente" esta fase del protocolo.

   "Esto nos indica que si queremos de una vez resolver el problemas de contaminación tenemos que tomar medidas. Está aprobado el Plan A, especialmente con el gran paso del Área de Prioridad Residencia de todo el centro, que hemos valorado como positivas y si se aplican de verdad deberían tener incidencias. Esperemos que pasen del papel a la realidad que no vengan con flaquezas o las rebajas de Montoro. Si esto funcionó en Gran Vía funcionará en el resto.", han concluido los representantes de Ecologistas.

EL DICTAMEN DE LA UNIÓN EUROPEA

   Por otro lado, los portavoces ha criticado la falta de transparencia por parte de la Unión Europea para poder conocer el dictamen motivado, por el que dan una "última advertencia" al Gobierno de España por los incumplimientos de Madrid y también Barcelona de los límites de contaminación en los últimos años, lo que podría terminar en una cuantiosa multa.

   "Es el último paso que da la Unión Europea y si la contestación no es la más adecuada lo mandarán al Tribunal de Justicia", han advertido.

   Respecto al cambio de las estaciones de medición que realizó el anterior Gobierno del PP en el Ayuntamiento, y por el que también ha preguntado los organismos comunitarios, la ONG considera que hubo razones técnicas y de actualización para ese cambio y aunque ponen matices a algunos de los cambios creen que es "una cuestión pequeña".