El coordinador de Movilidad de Madrid dice que los parquímetros han "mejorado" la circulación y el aparcamiento

Actualizado 24/10/2007 17:00:49 CET

Expertos sobre movilidad apuestan por compaginar el transporte público y privado, y educar en el respeto a ambos sistemas

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El coordinador de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Fernando Autrán, defendió hoy la instalación de parquímetros en la ciudad argumentando que han "mejorado la circulación y ampliado la posibilidad de aparcar en algunas zonas".

Autrán se pronunció así en la mesa redonda 'Circulación y Medio Ambiente', organizada dentro las V Jornadas de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible en el Periodismo Local del diario digital 'Madridiario' y en la que cuatro expertos coincidieron en la necesidad de apostar por compaginar los medios de transporte público y privado y de educar en el respeto a ambos sistemas.

El responsable municipal aseguró que el Ejecutivo de Alberto Ruiz-Gallardón "no ve la movilidad como una catástrofe" en la capital ya que "aunque en las horas puntas hay atasco y no se puede negar, en las horas valle se circula bien", y señaló que "se trata de un tema muy complejo, en el que no sólo hay que mirar a los propios medios de transporte, sino también a los peatones, el medioambiente o el urbanismo".

"La movilidad sostenible en las grandes urbes es muy complicada, es un reto, sobre todo porque en las últimas décadas el parque automovilístico de Madrid ha crecido exponencialmente, pero no lo han hecho asimismo sus calles", añadió.

"ANULACIÓN" DEL TECLADO DE MATRÍCULA

Esta complejidad hace necesarias medidas disuasorias y medidas restrictivas, "como las zonas de estacionamiento regulado", que el técnico municipal defendió por "haber mejorado la circulación, ampliado la posibilidad de aparcar en algunas zonas".

"La trayectoria de la ORA y, más recientemente, del SER está más que probado por varios estudios, y la decisión de instalar parquímetros con teclado para la matrícula se ha decidido anular", explicó, añadiendo que "las únicas polémicas vinieron por la decisión de eliminar la discriminación del efecto frontera que sufrían algunos barrios donde en una calle se pagaba y en la siguiente ya no".

Autrán añadió que, "sin embargo, el problema también es una cuestión cultural y cívica, por lo que habrá que educar en una disciplina viaria entendida como respeto a los distintos sistemas de transporte y movilidad". "Aunque todo tiene pros y contras, el coche es lo coherente con el progreso pero lo incoherente con la calidad de vida", puntualizó.

Lo mismo es aplicable, en su opinión, al uso de la bicicleta. "Ni en Madrid ni en España se ha pensado nunca en la bicicleta como en un medio de transporte, sino como en algo de ocio, y por eso el viario no se pensó para que lo compartieran coches y bicis. Ahora sí, y se está intentando incentivar, pero también hace falta un cambio de cultura", dijo el técnico municipal.

Mientras, el representante del Foro por la Movilidad Sostenible, Eugenio Morales, espetó que "ese cambio de cultura tiene que ser propiciado", y sugirió "trocear la calzada para dar prioridad a los transportes que más pasajeros mueven y más sostenibles son".

EL COCHE, VEHÍCULO "DEMONIZADO"

Por otra parte, el director técnico de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, Fernando Acebrón, se quejó de que "el automóvil es lo más demonizado de una ciudad" y recordó que las urbes modernas "no se pueden pensar sin coches".

"Si, a pesar de los abundantes y buenos medios de transporte colectivo, la gente sigue eligiendo el coche es porque hacen un cálculo aproximado de rentabilidad en cuestión de dinero, de tiempo o de comodidad, entre otras cosas", argumentó Acebrón, advirtiendo de que "los coches son el producto que más normativas y reglamentaciones tiene que superar para salir al mercado".

El director del Equipo de Técnicos en Transporte y Territorio Pedro Puig-Pey, otro de los participantes en el foro, criticó que la gente hable de movilidad en términos de todo o nada. "La movilidad es un todo complejo en el que hay que saber compatibilizar las distintas opciones de transporte, pero al automóvil debería dársele una mera función complementaria porque ocupa espacio público escaso, contamina e impacta auditivamente".

Así, recomendó que las "políticas de movilidad, hasta ahora enfocadas hacia la creación de infraestructuras, se centren más en la gestión de los transportes para buscar el ahorro energético y el descenso en la emisión de contaminantes". "En este escenario, el transporte público es prioritario y el privado, complementario". Puis-Puy alertó además del error de algunas adminsitraciones que "planifican los transportes con el objetivo de tener alguno, cuando lo que hay que hacer es ver qué se necesita y luego pedirlo y consturirlo".

CERRAR LA ALMENDRA CENTRAL

Por último, Morales criticó "las ingentes inversiones que se están realizando en la Comunidad de Madrid en infraestructuras de movilidad sin que eso consiga solucionar el problema del tráfico y de la contaminación". "Por primera vez, el uso del transporte privado supera al uso del público en Madrid, en el momento en que más se ha invertido en Metro, autobuses, trenes ligeros y otras modalidades", reprochó, pidiendo de manera tajante que "se cierre la almendra central a los coches".

"En los últimos diez años hemos asistido a una borrachera de infraestructuras con las radiales, las circunvalaciones, etcétera, lo que ha hecho de nosotros la primera región europea y segunda del mundo en kilómetros de vías de alta ocupación por habitante en área metropolitana", explicó Morales, concluyendo que "todo eso sólo ha incitado al tráfico privado y ha empeorado aún más la situación", por lo que pidió "una mejor planificación de dónde poner cada tipo de transporte".

Según datos municipales aportados por el periodista Juan de Dios Doval, moderador de la mesa, "la capital sufre diariamente un millón de desplazamientos, y hasta 434.000 coches entran en la ciudad cada día de la periferia". "Esto significa que uno de cada cinco habitantes de toda la región viene cada día a la capital con su propio coche", explicó de Dios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies