Cortada la A-6 a la altura de Torrelodones ante una nevada que ha dejado decenas de vehículos atrapados

Actualizado 05/03/2011 0:42:07 CET

Cuatro quitanieves trabajan en la zona, y doce máquinas más se dirigen al lugar para despejar la vía

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La A-6 (Madrid-A Coruña) ha quedado cerrada al tráfico en ambos sentidos a la altura de la localidad madrileña de Torrelodones debido a una nevada que ha dejado atrapados a decenas de vehículos entre los kilómetros 22 y 35 de la citada vía.

La circulación rodada en la autovía de A Coruña tuvo que ser suspendida debido a la caída de manera inesperada de abundante nieve helada que pilló desprevenidos a decenas de conductores, que no tuvieron tiempo de parar a poner las cadenas a sus vehículos.

La nieve comenzó a caer de forma inesperada, de manera muy intensa, y el frío contribuyó a su congelación. Los conductores afectados fueron deteniendo sus vehículos ante la imposibilidad de continuar circulando, lo que provocó una especie de "tapón" en la vía que obligó a interrumpir el tráfico entre los kilómetros 22 y 35 de la A-6, según informó a Europa Press un portavoz del Ministerio de Fomento.

Los propios afectados alertaron a los servicios de emergencias de la situación sobre las diez y media de la noche. La Dirección General de Carreteras, dependiente de Fomento, activó en un primer momento a dos que se encontraban cerca de la zona, una por cada sentido de circulación, pero que quedaron no obstante a su vez atrapadas entre los vehículos afectados.

De las 14 máquinas dispuestas en las proximidades para su intervención en caso de necesidad, un total de diez quitanieves quedaron bloqueadas entre los puntos kilométricos 26 y 38 de la citada vía debido a la cantidad de vehículos atrapados en la zona.

Las cuatro quitanieves restantes, que lograron acceder por vías de servicio, habían empezado a última hora de la noche a limpiar la nieve, que continuaba cayendo de forma intensa. Además, otras doce máquinas se dirigen a la zona para contribuir en las tareas para despejar la vía: cuatro que han partido desde la M-40, en Madrid, y ocho que se dirigen allí desde la A-1 (Madrid-Burgos).

Por su parte, algunos de los afectados denunciaron, en declaraciones a Europa Press, la falta de previsión por parte de las autoridades ante la ya anunciada situación climatológica adversa.