La Corte de Arbitraje del ICAM se renueva tras veintiocho años de historia

Publicado 13/06/2018 12:52:37CET

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Corte de Arbitraje del Colegio de Abogados de Madrid (ICAM), se ha renovado tras veintiocho años de historia con el objetivo de asumir la tarea de "evangelizar sobre las bondades del arbitraje" a través de su nueva Corte, ha informado el ICAM en un comunicado.

La jornada de presentación de la nueva Corte de Arbitraje tuvo lugar anoche en un acto que abarrotó la biblioteca del Colegio. La presentación corrió a cargo del decano, José María Alonso, que recordó que no se trata de una creación ex novo, sino que es una Corte con veintiocho años de antigüedad a sus espaldas, aunque "en los últimos cinco años ha tenido una posición lánguida".

Por ello, Alonso fijó las nuevas líneas definitorias de la Corte, "con un Colegio volcado y entregado al arbitraje", y con el objetivo marcado de imbuir este método extrajudicial de resolución de conflictos en aquellos abogados que no se muestran demasiado proclives al mismo.

Así, para el decano, el ICAM, el Colegio profesional más grande de Europa, debe tomar la tarea de "evangelización de las bondades del arbitraje", teniendo a su favor para ello un público objetivo de más de 78.000 colegiados.

Para el buen desarrollo de la nueva Corte, el decano señaló que "la credibilidad es esencial", y en ese sentido debe, entre otros aspectos, "garantizarse la imparcialidad de los árbitros, con un proceso de designación transparente; contar con laudos de calidad; estar dotada de la máxima excelencia, y reducir al máximo los costes del procedimiento", apuntó. Además, se creará una Sección especializada en ADR que se sumará a las más de 30 que ya conforman el Colegio, en colaboración con Lefevre.

Junto a Alonso, intervinieron la vicedecana del ICAM Begoña Castro, que presidirá la Corte siendo la primera mujer en asumir la jefatura de una Corte en España (dato destacable, pues en el arbitraje internacional las mujeres apenas representan el 15%); el árbitro Ignacio Coloma, que llevará la secretaría; y Alexis Mourre, presidente de la Corte Internacional de Arbitraje CCI.

Castro celebró la renovación de esta Corte en el ICAM, pues "la corriente actual de aumento de litigiosidad aconseja recurrir a otras vías de solución de conflictos distintas a la judicial", declaró.

Coloma, por su parte, detalló los distintos tipos de procedimiento y las reformas estatutarias que ha llevado a cabo la Junta de Gobierno del Colegio creando, entre otros, un Comité de Evaluación encargado de nominar y controlar el listado de árbitros, a los que se exige estar colegiados y contar con una determinada antigüedad, además de formación en la especialidad de arbitraje que corresponda.

También se ha limitado el número de veces que puede ser designado un mismo árbitro al año, hasta un máximo de 2, y se ha incluido una excepción a los requisitos a fin de poder nombrar árbitros con reconocido prestigio internacional.

Mourre, quién también se congratuló por la existencia de la Corte colegial, aseguró que "es una señal de importancia para el futuro de nuestra práctica", y recordó que el arbitraje "es justicia, aunque sea privada", si bien "debe respetar el rol del abogado en el procedimiento", añadió.

Contador