Cruz Roja atendió a 233 personas con tuberculosis en Madrid el año pasado, de las que un 85% lo superó "con éxito"

Tuberculosis
FLICKER/ PULMONARY PATHOLOGY - Archivo
Publicado 22/03/2018 10:28:23CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cruz Roja atendió en el año 2017 en la Comunidad de Madrid a 233 personas que padecían tuberculosis, de las que un 85 por ciento superó "exitosamente" el tratamiento.

Según ha informado Cruz Roja en un comunicado, en el pasado año las unidades móviles de Cruz Roja de Tratamiento Directamente Observado (TDO) atendieron a un total de 233 personas en la Comunidad de Madrid.

Cruz Roja Comunidad de Madrid, en colaboración con la Dirección General de Salud Pública, lleva a cabo desde hace años el Proyecto de Prevención y Control de la tuberculosis en colectivos más vulnerables, como son las personas inmigrantes, solicitantes de asilo, personas con VIH y pacientes en tratamiento por adicciones.

Para ello, las acciones que se llevan a cabo, según ha señalado Cruz Roja, son el seguimiento de las pautas terapéuticas recomendadas a los pacientes con tuberculosis, el trabajo con las familias de los pacientes para controlar posibles contagios, la realización de estudios de contacto en las personas del entorno cercano al enfermo y pruebas de diagnóstico precoz, y por último la organización de foros y eventos de prevención.

Este sábado se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis, una fecha que tiene como objetivo recordar la importancia de esta enfermedad que, "a pesar de ser prevenible y curable, sigue siendo una de las diez principales causas de mortalidad en el mundo".

La tuberculosis es una enfermedad de trasmisión fundamentalmente aérea, que requiere un contacto cercano y sostenido para el contagio. Al toser o al hablar, las personas enfermas expelen gotas que pueden contener bacilos y que se diseminan fácilmente a su alrededor.

Esta enfermedad se produce, sobre todo, en países menos desarrollados. De hecho, el 95 por ciento de las muertes que ocasiona se producen en estos países. La Organización Mundial de la Salud ha fijado el objetivo de terminar con la epidemia de esta enfermedad en 2035.