Cuatro sacapuntas, un bolígrafo o un peine dan forma a los relojes de Paco Santamaría en su última exposición

 

Cuatro sacapuntas, un bolígrafo o un peine dan forma a los relojes de Paco Santamaría en su última exposición

Actualizado 02/12/2011 15:03:20 CET

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Francés acogerá hasta el próximo día 16 de diciembre la exposición 'Contratiempos de la Colección Pacotime 2011', de Paco Santamaría, que con elementos de la vida cotidiana como sacapuntas, peines, bolígrafos o una pelota de béisbol ha diseñado 24 modelos de relojes que representan las 24 horas del día.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha visitado este viernes la muestra, ubicada en el hall del Instituto donde se observa la deconstrucción de objetos y materiales que renacen con nuevas formas y significados con el fin de "marcar el tiempo".

Esta "pequeña aventura", como lo ha calificado el artista, ha durado seis años, durante los cuales cada pieza ha seguido el "ritmo" de la vida de su autor y han ido evolucionando según iba "encontrando y viendo cosas". "Al no tener un sentido puramente comercial no tengo la presión de necesitar exponerlos para venderlos", ha explicado.

Santamaría se ha tomado su tiempo y ha ido dejando "que la vida" le vaya mostrando "los secretos que se ocultan detrás de algunos objetos. "La exposición invita a descubrir a las personas que es muy sencillo coger las cosas cotidianas y transformarlas en cualquier cosa, y esto es un extremo", ha considerado.

La elaboración de estas piezas va por dos lados: la conceptual, donde se tiene que ver si se puede dar una idea más allá de lo que es el objeto en sí, "y se crea un diálogo entre lo que es un peine y el tiempo para ver si realmente hay una relación intrínseca", ha explicado.

"Cuando te acercas más a la gente tratas de mostrar algo más directo, un peine tiene sus púas que son como minutos, segundos, y luego se llega a la pieza, ver si se puede transformar, proceso material, ver cómo se dobla, si tiene el tamaño adecuado o si no se deshace en las manos", ha señalado.

Y es que todos los objetos son los originales, es decir, que no crea un objeto a medida para ponerlo en la muñeca. "Precisamente el reto está en que pueda adaptarse y sea verosímil como reloj", ha apuntado el artista, quien ha dicho que hay una parte importante en el diseño para hacerlos más ponibles.

Paco Santamaría ha elegido el objeto del reloj por su complejidad. "Está puesto en la muñeca, tiene unas facultades específicas, se lleva siempre pegado al cuerpo, lo tenemos siempre presente, con gran tradición", ha considerado, al tiempo que ha dicho que habiendo tantos modelos disponibles, era todo un reto buscar nuevas formas.

De esta manera, con creatividad e imaginación, ha transformado en un reloj varios bolígrafos bic en una esfera naranja como si fuera un caracol; una cruz que premia la constancia en el servicio, un peine o cuatro sacapuntas fundidos. Precisamente, este último es el que más ha gustado a la presidenta, que ha considerado los modelos "curiosísimos".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies