Dado de alta el hombre que fue detenido tras una persecución en la M-505 por secuestrar a su mujer

Actualizado 22/10/2010 17:40:06 CET

MAJADAHONDA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Este medio día ha sido dado de alta en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda el hombre que fue alcanzado en el tiroteo que mantuvo con la Guardia Civil tras secuestrar a su mujer en Las Rozas, según han informado a Europa Press fuentes hospitalarias.

El hombre, de 56 años, ingresó en el centro hospitalario este lunes al ser alcanzado de un disparo en el antebrazo cuando los agentes intentaron reducirle en la carretera de El Escorial, donde, según la Benemérita, disparó una escopeta de caza hasta en nueve ocasiones.

Se prevé que el hombre abandone a lo largo de esta tarde el hospital y que sea trasladado a la prisión de Soto del Real, donde el Juzgado de Collado Villalba ha ordenado su ingreso, según han informado fuentes de la investigación a Europa Press.

El individuo está acusado de un delito de violencia de género por la denuncia que presentó su mujer el viernes 15 en el cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas. Asimismo, debido a esta denuncia, el hombre cuenta con una orden de alejamiento y de incomunicación con su mujer.

En cuanto al resto de delitos de los que se le podría acusar, como detención ilegal y homicidio en grado de tentativa, el juez le tomará declaración cuando ya se encuentre en prisión.

Al parecer, el desencadenante del presunto secuestro fue la denuncia que presentó su mujer en el cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas.

SECUESTRO Y TIROTEO

Los hechos en cuestión tuvieron lugar el lunes por la mañana, cuando el hijo del matrimonio llamó a la Guardia Civil para denunciar que su padre había secuestrado a su madre.

Fue entonces cuando la Benemérita puso en marcha un dispositivo para localizar al secuestrador. Así, los agentes consiguieron alcanzar a la furgoneta que conducía a la altura del kilómetro 7 de la M-505. Ante los vanos intentos de los guardias civiles para que el conductor parara, consiguieron detener el vehículo atravesando la unidad policial en medio de la carretera. El supuesto secuestrador se bajó del vehículo disparando con una escopeta de caza con la que podría haber disparado en nueve ocasiones. Para repeler la agresión, uno de los agentes le disparó en el brazo.

Mientras tanto, su mujer, de 52 años, intentó huir aprovechando que la furgoneta reducía su velocidad arrojándose a la carretera. Uno de los guardias civiles de paisano a cuerpo descubierto rodeó, en medio del tiroteo, la furgoneta y puso a salvo a la mujer.

Al lugar de los hechos se trasladó una unidad del Servicio Municipal de Emergencias de Las Rozas (SAMER). Según su portavoz, Rosa María Carrasco, la mujer presentaba rasguños en los brazos a causa del impacto contra la carretera y se encontraba en estado de ansiedad. Fue trasladada hasta el Hospital Puerta de Hierro.

El hombre por su parte fue trasladado hasta el cuartel de la Guardia Civil de Las Rozas y allí fue atendido por la UVI Móvil del Samer de la herida de bala en el antebrazo y posteriormente al Hospital Puerta de Hierro. El hombre, según Carrasco, presentaba en esos instantes estado de "nerviosismo y agresividad".