Decenas de cometas sobrevolarán el Ensanche de Vallecas para denunciar los olores de la incineradora de Valdemingómez

Valdemingómez
EP
Actualizado 22/10/2010 19:16:06 CET

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Decenas de cometas, algunas de ellas fabricadas con bolsas de basura por los vecinos, sobrevolarán el próximo domingo el Ensanche de Vallecas para denunciar la "peste, a menudo insoportable" procedente de la incineradora de Valdemingómez, situada a escasos dos kilómetros del nuevo barrio, según han informado vecinos del distrito.

La Asociación Vecinal del Ensanche de Vallecas, en colaboración con el club de cometas 'Agárrate como Puedas', ha organizado esta actividad para denunciar el insoportable olor provocado por la actividad de la incineradora.

"Este verano --ha señalado la asociación-- hemos sufrido los malos olores prácticamente a diario, teniendo que aguantar el calor de agosto y septiembre sin poder abrir las ventanas, ventilar las casas, secar la ropa, practicar deporte o pasear por el barrio". Casi un centenar de vecinos han dejado constancia de su particular denuncia cumplimentando el formulario que la entidad vecinal ha colgado en www.paudevallecas.org.

A juicio del Defensor del Pueblo, la responsabilidad de tal situación corresponde al Ayuntamiento de Madrid. En un informe emitido el 8 de octubre, la institución recuerda al Consistorio que, "al proyectar y aprobar grandes instalaciones con previsibles e importantes afecciones de ruidos, olores y emisiones contaminantes" se debe "elegir adecuadamente y evitar que se construyan viviendas en los alrededores de difícil o imposible disfrute digno", por lo que le insta a que realice un estudio olfatométrico en las zonas residenciales próximas a Valdemingómez y a que informe del "plan de gestión que implica la remodelación de la planta".

El informe recoge la casi totalidad de las demandas que la Asociación de vecinos PAU de Vallecas trasladó al Defensor del Pueblo y, semanas después, a la Fiscalía de Medio Ambiente. "El documento --ha indicado la asociación-- es un auténtico varapalo para el Ayuntamiento de Madrid porque señala que el Consistorio está vulnerando los derechos fundamentales de los habitantes del PAU de Vallecas y el resto de vecinos del sureste madrileño".

"Da a entender, incluso, que el Ayuntamiento podría tener algún tipo de responsabilidad patrimonial por esta situación", han añadido. Sin embargo, "los vallecanos no queremos dinero ni otro tipo de compensación, sino un aire limpio y sin olores", han apuntado.