Decenas de compañeros acompañan al féretro del taxista asesinado en Madrid hasta el cementerio de la Almudena

Actualizado 21/10/2007 17:44:22 CET

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de taxistas acompañaron hoy al coche fúnebre con los restos mortales de su compañero de profesión Daniel Aníbal Aguilera, asesinado en la noche del pasado viernes en Madrid capital, en su recorrido desde el Tanatorio Norte hasta el cementerio de la Almudena, donde recibió sepultura.

"Es lo último que se puede hacer por un compañero asesinado", lamentó uno de los taxistas que se sumaron al luto por este colega, de origen argentino y 45 años de edad.

En declaraciones a Europa Press, uno de los profesionales allí congregados, Francisco Javier Ferraz, explicó que la iniciativa de acudir a dar "el ultimo adiós" a Daniel Aníbal surgió de cada uno de ellos y se pusieron de acuerdo a través de mensajes SMS para que esta no sea "una muerte que se pierda en el tiempo".

Ferraz mostró su escepticismo por la comisión acordada ayer entre la Delegación del Gobierno en Madrid y las asociaciones del sector, ya que, según explicó, "ya se creó una hace muchos años con la muerte de otro compañero que no se ha reunido nunca". En su opinión, los representantes de las administraciones han perdido "la credibilidad" para solventar el problema de la inseguridad.

También quiso solidarizarse con los familiares del fallecido otro compañero de profesión, Joaquín Alonso, para que "se sientan arropados y acompañados", indicó. Este taxista desconfió igualmente de la efectividad de las medidas que se pactan en este tipo de comisiones. "Luego vas a por las subvenciones y no hay ninguna", denunció.

LA FPT CONFÍA EN LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Por su parte, el presidente de la Federación Profesional del Taxi, Mariano Sánchez, se desplazó hasta el tanatorio para transmitir desde su colectivo el pésame a la "destrozada" familia del taxista. "No podemos tirar la toalla en la lucha por conseguir una condiciones para que esta no vuelva a suceder", dijo Sánchez.

En contra de las opiniones pesimistas de algunos de sus compañeros sobre la comisión creada para estudiar el problema, Sánchez aseguró haber percibido en la delegada del Gobierno, Soledad Mestre, "una responsabilidad de tomarse en serio la cuestión".

Finalmente, valoró la implicación conjunta de "las tres administraciones": Delegación del Gobierno, Ayuntamiento y Comunidad Autónoma de Madrid, algo que, dijo, "contribuirá a elevar el índice de seguridad", no sólo de los taxistas, sino también de los usuarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies