Decenas de empleados se concentran en la Puerta del Sol para pedir a Aguirre que cumpla los derechos de la Constitución

Actualizado 04/12/2009 18:54:45 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Decenas de trabajadores, convocados por los sindicatos mayoritarios de la Comunidad, CC.OO., UGT y CSIT-UP, se concentraron hoy en la Puerta del Sol ante la sede del Gobierno autonómico para pedir a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que cumpla con los derechos que establece la Constitución, sobre todo, los relacionados con el empleo y la negociación colectiva.

Aprovechando que el Ejecutivo autonómico organizaba un acto institucional para conmemorar el trigésimo primer aniversario de la Carta Magna, los trabajadores salieron con pitos y pancartas arropados por los secretarios generales de CC.OO. y UGT de Madrid, Javier López y José Ricardo Martínez, respectivamente.

Bajo el lema 'Por el Reglamento de la Segunda actividad y por el Servicio público', algunos sectores criticaron las condiciones en las que vienen trabajando últimamente, como los bomberos de la Comunidad, que tienen convocada una huelga del 5 al 8 de diciembre y que denuncian que además de tener que realizar los servicios mínimos (que son del cien por cien) estaban obligados a hacer "guardias extraordinarias".

López aseguró que era necesario aprovechando el aniversario de la Constitución, escuchar la voz de los trabajadores porque, en su opinión, en tiempos de crisis hay "que poner en valor la Constitución". En este sentido, insistió en que los derechos constitucionales hay que desarrollarlos, e instó a Aguirre a desbloquear el convenio colectivo "paralizado desde hace dos años".

Así, se refirió al acto al que acudieron previamente tildando los discursos de "bonitos", y explicando que el de la delegada de Gobierno, Amparo Valcarce, se ha ligado a la "realidad de la crisis económica y la necesidad de acuerdo de todas las fuerzas políticas y sociales para superarla" mientras que el de la presidenta, Esperanza Aguirre, a su juicio, fue "más institucional" hablando de las libertades y de los valores constitucionales.

"La Constitución en tiempos de crisis hay que ponerla en valor", señaló López haciendo mención al artículo 35 de la Constitución, que dice que los trabajadores tienen el deber de trabajar y el derecho a trabajar. "Es un derecho que en este país no se cumple como otros tantos artículos de la Constitución española" indicó en referencia al artículo 37 "que dice que los trabajadores y los empresarios tienen el deber y la obligación de desarrollar la negociación colectiva para alcanzar acuerdos".

EMPLEO Y NEGOCIACIÓN EN TIEMPOS DE CRISIS

En su opinión, en tiempos de crisis es el momento en el que hay que poner el acento sobre el empleo, en la negociación colectiva, "en que hay que salvar la estabilidad de los puestos de trabajo y evitar esta sangría que se está produciendo todos y cada uno de los días". "Es el momento en el que la negociación colectiva tiene derecho a ver la luz", apostilló.

Según López, para salir de la crisis es necesario cumplir los derechos constitucionales, y recordó que en la Carta Magna se recoge que España "es un estado democrático y social de derecho", lo que significa que hay que desarrollar los artículos sociales de la Constitución: "el derecho al empleo digno, a la protección social, a los servicios públicos de calidad, a la sanidad, a una vivienda y a redes de protección social".

Por su parte, Martínez valoró que se hable de libertad y derechos en los discursos institucionales, pero indicó "que en Madrid hay 460.000 personas que ni pueden plantearse la igualdad ni plantearse vivir en libertad" porque son seres humanos que están afectados por el desempleo y no es posible que puedan ser libres.

Martínez recordó que ya hay más de una unidad familiar que está en desempleo y que, sin embargo, "no hay una voluntad expresa por parte del Gobierno regional para solucionar esta situación". "Hay una contradicción entre lo que se dice y lo que se hace, y quiero aprovechar el día de hoy para pedir al Gobierno regional y a los empresarios que mire a la cara a los 460.000 trabajadores en desempleo", apuntó.

Así, les pidió que se pongan en su lugar y que piensen "cómo pueden vivir esas personas" para que entiendan (desde el Gobierno regional) que los sindicatos tienen "la obligación" simplemente de ponerse en el papel de estas personas "para exigir un empleo digno y proyecto de vida".

Según Martínez, hay muchos empresarios que no están respetando los derechos constitucionales referentes a los trabajadores y que, pese a ello, el Gobierno regional "no es consciente" que tiene "responsabilidad" con ellos. "Siéntese a negociar, aunque no haya acuerdo, pero siéntese, y háganos sentir que hay unas salida constitucional y democrática", pidió a la presidenta.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies