Defensor del Pueblo no ve "razonable" cerrar los comedores escolares en verano si hay muchas familias con problemas

 

Defensor del Pueblo no ve "razonable" cerrar los comedores escolares en verano si hay muchas familias con problemas

Publicado 01/03/2015 11:01:44CET

Dice que debe avanzarse en un enfoque de mayor colaboración interinstitucional con planes que integren a todas las administraciones

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo considera que mientras no se superen los problemas económicos de muchas familias, "no resulta razonable" que mecanismos que suponen una garantía esencial para muchos menores, como son los comedores y las becas de comedor, "se vean interrumpidos" durante los periodos vacacionales "sin prever paralelamente que las necesidades de una parte de los menores persisten durante estos periodos".

En su informe anual de 2014, la institución ha comprobado que va extendiéndose entre las administraciones "una conciencia clara" de la importancia de actuar para evitar las consecuencias de la pobreza infantil y, más específicamente, los problemas de nutrición infantil.

"No obstante, debe aún avanzarse en dar a este asunto un enfoque de mayor implicación y colaboración interinstitucionales" y se refiere al caso de Madrid, que aludía a que la competencia de abrir o cerrar los comedores escolares en periodo estival correspondía a los Ayuntamientos, como propietarios demaniales de las instalaciones.

En este punto, el Defensor del Pueblo reseña que las recomendaciones sobre esta materia que se enviaron a los diferentes gobiernos regionales subrayaba que "un esfuerzo de esta naturaleza debe ser parte de un plan que integre los esfuerzos de las diversas administraciones territoriales".

La institución que dirige Soledad Becerril realizó en mayo de 2014 una recomendación a todas las comunidades para que se adoptaran las iniciativas necesarias para "proporcionar o reforzar" la alimentación de los niños en situación de mayor vulnerabilidad durante el periodo estival, utilizando para ello las instalaciones destinadas a la prestación del servicio de comedor escolar de los centros docentes que se determinen, de manera que se mantenga a los menores en su entorno social habitual.

En este punto, diversas autonomías informaron "expresamente" de que mantuvieron abiertos comedores escolares para los alumnos que ya tenían beca de comedor o los que pudieran necesitarlo en época estival. Es el caso de Andalucía, Aragón, Canarias, Cataluña y las ciudades autónomas.

Por otro lado, apunta a que la Comunidad Valenciana ha establecido un modelo específico a través de escuelas de verano, entre cuyos objetivos está garantizar la alimentación, especialmente de los menores en situación de pobreza severa.

Agrega que su interés a la hora de abordar la cuestión se centraba en "asegurar la existencia de una red de garantía" para proporcionar alimentación adecuada durante el periodo estival. "Si esto debe hacerse en los comedores habituales o en iniciativas paralelas (escuelas de verano, campamentos infantiles o juveniles), es una cuestión de menor importancia", añade.

Además, remarca que es posible que deban establecerse varios opciones en el tiempo, como el caso de Aragón, donde además de mantener los comedores abiertos se ha publicado una convocatoria de ayudas de carácter extraordinario, dirigidas a familias que no puedan acceder al servicio de comedor.

También indica que las rentas mínimas o las ayudas de emergencia, aludidas por diversas administraciones para afrontar el problema de la nutrición infantil, "están ya implantadas" y añade que "lo cierto es que diversos estudios han alertado en el último año de que el problema persiste".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies