El Defensor del Pueblo reclama que se renueve la licencia de taxi a aquellos conductores que tenían antecedentes penales

Taxista en Madrid contra la piratería del taxi.
PABLO BLAZQUEZ DOMINGUEZ - Archivo
Actualizado 08/04/2018 10:09:06 CET

MADRID, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo ha reclamado al Ayuntamiento de Madrid que renueve la licencia de taxi de forma retroactiva a aquellos conductores a los que se la denegó por tener antecedentes penales.

Así lo pide al Consistorio en su Informe Anual 2017, donde aborda la situación actual del sector del taxi, "muy vulnerable a cualquier cambio normativo", tanto en España como en la Comunidad de Madrid.

En concreto, una de las cuestiones que trata el Defensor del Pueblo es el requisito consistente en carecer de antecedentes penales para acceder a una licencia de taxi en la Comunidad de Madrid.

Ya en 2013, la institución comenzó a recibir las primeras quejas de conductores que no pudieron renovar su permiso de conducción de taxi al no estar cancelados sus antecedentes penales en el momento de la renovación y, por tanto, se vieron obligados a obtener un nuevo permiso.

El Defensor del Pueblo consideró en informes de años anteriores que este requisito "no se ajustaba al principio de proporcionalidad" y recomendó su supresión. Dio como alternativa que se adoptaran, en su caso, otras medidas "menos restrictivas para garantizar la seguridad de las personas", como por ejemplo un examen psicotécnico.

Las dos administraciones destinatarias de la recomendación, Comunidad y Ayuntamiento, comunicaron al Defensor del Pueblo su voluntad de aceptarla, pero "no lo hicieron inmediatamente", según la institución.

Antes de que se hubiera llegado a hacer efectiva la anunciada supresión del requisito, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), de 17 de julio de 2017, lo anuló por considerar que el acceso a tales datos vulneraba el derecho a la intimidad recogido en el artículo 18 de la Constitución Española.

RECOMENDACIONES AL AYUNTAMIENTO

Tras la sentencia, y "a fin de lograr que este pronunciamiento anulatorio tuviera la mayor eficacia posible", el Defensor del Pueblo hizo dos recomendaciones al Ayuntamiento de Madrid. La primera, que ejecutara el fallo de la sentencia "cuanto antes". El Ayuntamiento aceptó y ninguna de las administraciones interpuso recurso contra el fallo.

La segunda recomendación fue que se revocaran las denegaciones de renovación del permiso de conductor de taxi fundadas en la falta del certificado de carecer de antecedentes penales. "Esta idea se formuló para ampliar el alcance temporal de la sentencia anulatoria que, en principio, solo tendría efectos futuros y no afectaría a las resoluciones firmes", explica el Defensor.

En definitiva, la institución sostiene que el Ayuntamiento de Madrid puede otorgar al pronunciamiento judicial un efecto retroactivo, de forma que los taxistas a los que se le denegó la renovación de la licencia por ese motivo obtengan ahora una prórroga de su permiso en diferido. El Defensor asegura que el Ayuntamiento está "estudiando" ambas recomendaciones a fecha de la elaboración del informe anual.

Contador