Defensor del Pueblo reconoce "vulnerabilidad" de salvadoreño solicitante de asilo que pasó en Madrid 10 días en la calle

Viviendo en la calle, vivir en la calle, pobreza, pobre, pobres, sin techo
EUROPA PRESS
Publicado 22/02/2018 14:52:53CET

Instan a Inmigración a "no poner excusas" para atender a estos solicitantes

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo ha reconocido la vulnerabilidad de un joven salvadoreño solicitante de asilo en España que pasó diez días en las calles de Madrid, pese a tener una cita pendiente en la Oficina de Asilo y Refugio (OAR).

Tras una queja de la ONG Pueblos Unidos, el Defensor del Pueblo afirma en un escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, que este ciudadano de El Salvador "carece de recursos", como demuestra "tener que permanecer en la calle hasta que se le facilitó la acogida". De esta forma, contradice a la Unidad de Trabajo Social, que consideró que "no se encontraba en una situación de especial vulnerabilidad".

En el mismo documento, el organismo ha recordado a la Secretaría General de Inmigración y Emigración, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que "el incremento de las solicitudes de asilo y los compromisos contraídos para la reubicación y reasentamiento de solicitantes de asilo, no puede ser excusa para atender a las personas que se personan en territorio español para solicitarlo".

De esta forma, insta también a Inmigración a cumplir su propio Manual de Gestión del Sistema de Acogida e Integración para solicitantes y beneficiarios de protección internacional, así como la legislación europea de procedimientos comunes de protección internacional (Directiva 2013/32/UE).

A través de un comunicado, Pueblos Unidos ha señalado que, en lo que llevamos de año, han llevado 13 casos de personas solicitantes de asilo que quedan "desamparadas, sin alojamiento o manutención, cuya única vía en Madrid es acudir a los recursos destinados a personas sin hogar o esperar la ayuda de diversas organizaciones sociales".

"En este período ha sido especialmente notoria para Pueblos Unidos la saturación e incapacidad del sistema de acogida para responder a estas situaciones", critican.

Por otra parte, explican que en Madrid los plazos para citar estas personas, tanto para formalizar su solicitud como para reclamar su situación de vulnerabilidad ante la Unidad de Trabajo Social, pueden alargarse "más de seis meses". "Es en este periodo en el que hemos identificado familias con menores a cargo abocadas a acudir a la red de personas sin hogar", apuntan.

Entre las personas acompañadas por la entidad, reseñan que ha sido "especialmente flagrante" el caso de una mujer con tres hijos a cargo, dos ellos menores, y que "sufrió violencia de género durante los meses de espera para acceder al sistema de acogida".