Denuncian la agresión a un joven en Vallecas por intentar impedir una pintada a favor del asesino de Carlos Palomino

Actualizado 29/12/2009 21:45:08 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Víctimas de la Violencia Fascista, Racista y Homófoba, que preside la madre de Carlos Palomino, denunció hoy que un joven fue agredido por un grupo fascista por intentar impedir que pintaran un graffiti en el que pedían la libertad para el asesino de Palomino.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 16 de diciembre a las 15.45 horas, cuando un hombre de 19 años, vecino del barrio, que se encontraba en la calle Miguel Hernández, en el madrileño distrito de Vallecas, se dirigía a su domicilio.

En un momento dado, el joven se encontró con cuatro individuos de estética neonazi de unos 18 ó 20 años, que estaban pintando con un aerosol en la caja de un camión la frase 'Josué Libertad', en referencia al asesino de Carlos Palomino, asesinado hace dos años en el Metro de Legazpi por un militar que se dirigía a una manifestación ultraderechista.

Siguiendo la versión de la asociación, el joven les recriminó que dejaran de realizar las pintadas. Entonces, las cuatro personas, sin mediar palabra, comenzaron a agredirle, "causándole lesiones como traumatismos en ambos pómulos con hematoma subcutáneo, con pronóstico reservado sobre uno de ellos, todos ellos causados por varios golpes contundentes repetidos en la misma zona".

Ante tal agresión, explica la organización, el joven tomó la posición defensiva, no pudiendo ver a tres de sus agresores, pero sí a uno que portaba algún objeto metálico en las manos. "Este individuo es conocido del agredido por vivir en el mismo barrio", agregó la asociación, que señaló que, además, que éste puedo observar que uno de los atacantes llevaba una sudadera con el número 88 (utilizado por los nazis) y otro con una sudadera con la esvástica en la espalda.

Por todo ello, la Asociación de Víctimas de Violencia Fascista destacó que estos hechos no son "aislados" y criticó el "acoso brutal" de este tipo de individuos, "que no es fruto de la coincidencia, pues esos hechos suceden en el barrio donde vivió Carlos Palomino y donde sigue viviendo su madre".

Asimismo, denunció pintadas contra la proliferación y el aumento de agresiones terroristas fascistas-neonazis "de manera sistemática y organizada, propias de un terrorismo fascista, azuzado y encubierto desde sus páginas webs, organizaciones y partidos políticos 'legales', desde donde consiguen la complicidad de las instituciones y autoridades políticas, que con la excusa de la 'libertad de expresión' y el 'Estado de Derecho', amparan y protegen a todos estos terroristas".

Por ello, la organización que dirige la madre de Palomino manifestó que condenarán todos estos hechos e intentarán ilegalizar "el brazo político" de estos actos violentos. "Exigimos a la reciente Fiscalía creada para la investigación y la lucha en contra de estos grupos neonazis, que empiece a trabajar disciplinadamente y ayude con sus investigaciones a condenar y juzgar al terrorismo fascista", concluyó.