Desalojado del Pleno el matrimonio de la huelga de hambre por la hepatitis C

 

Desalojado del Pleno el matrimonio de la huelga de hambre por la hepatitis C

Actualizado 20/11/2014 17:45:11 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asamblea de Madrid, José Ignacio Echeverría, ha desalojado del Pleno de la Asamblea de Madrid, junto a dos miembros de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, al matrimonio conocido por la huelga de hambre que llevó a cabo la mujer para que su marido enfermo de hepatitis c recibiera tratamiento.

El desalojo se ha producido después de que el portavoz del Grupo Socialista, Tomás Gómez, aludiera a la presencia en la tribuna de invitados de Saturnino Cobo, que el pasado martes comenzó a recibir el tratamiento en el Ramón y Cajal después de que su mujer, Belén Martín, permaneciera cinco días en huelga de hambre.

Entonces, una de las cuatro invitadas por el Grupo Socialista y miembro de la plataforma ha levantado un folio a modo de pancarta, con las siglas de la plataforma, y ha comenzado a gritar junto con las otras tres personas: "hay tratamiento y no nos lo dan", "partida presupuestaria extraordinaria para la hepatitis C", "12 muertes diarias".

En declaraciones a los medios tras su expulsión, Belén Martín ha manifestado que ella ha conseguido lo que perseguía con su huelga de hambre, pero se ha preguntado por el resto de los enfermos. "Hay 30.000 cirróticos en España que no les están dando tratamiento, solamente hay tratamiento para 2.500 personas, es un abuso total", ha señalado.

Tras manifestar que a pesar del tratamiento no sabe si su marido se va a salvar del trasplante hepático, ha explicado que el tratamiento suele ser de tres meses "si se coge a tiempo", lo que supone un gasto de 25.500 euros, y ha agregado que si el enfermo está cirrótico tiene que ser el doble, seis meses, más el trasplante hepático. "Es un gasto tremendo para todos los españoles que lo pagamos de nuestro bolsillo y se podría evitar", ha apostillado.

Según Martín, hay 300.000 enfermos diagnosticados con hepatitis C y 500.000 sin diagnosticar. Saturnino Cobo ha recordado que a él se le diagnosticó la enfermedad en 1998, pero por lo avanzada que estaba estiman que la contrajo hace 25 o 30 años.

Gómez, quien ha comenzado su intervención criticando que los presupuestos para 2015 encubren los "planes privatizadores" del Gobierno regional para la sanidad, ha dicho que bajo una "capa de maquillaje" el presupuesto de sanidad esconde un recorte de 70 millones de euros respecto a lo gastado en 2014 y que sube el presupuesto dirigido a la sanidad privada un 18 por ciento.

"Siguen sin entender que la única prioridad en materia sanitaria debe ser cuidar y mejorar la vida de la gente", ha señalado Gómez antes de referirse a Saturnino Cobo, de quien ha dicho que "su vida dependía de un hilo" y "solamente después de una huelga de hambre" se le ha suministrado el tratamiento.

Según Gómez, solo el 1 por ciento de los enfermos con hepatitis C van a salvar su vida, porque "los gobierno del PP consideran que es demasiado caro el tratamiento". En este sentido, ha preguntado al presidente regional cuánto vale la vida de la gente y si "de verdad el gobierno de la comunidad más rica de España no puede hacer nada para salvar la vida de la gente".

Por su parte, González ha defendido que tanto él como su gobierno están para defender los intereses de los madrileños. "Para eso nunca jugaremos ni mentiremos con la salud como hace usted para intentar sacar rédito político", ha agregado.

"Se le tenía que caer la cara de vergüenza", ha añadido González, quien ha dicho que los socialistas deberían preguntarse por qué desde hace 25 años están en la oposición.

Por otro lado, ha destacado que los presupuestos para 2015 incluyen 25 millones de euros para trata, entre otros, a los enfermos de hepatitis C.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies