Desconvocada la huelga de Irubus tras el acuerdo entre empresa y sindicatos que mejora condiciones laborales

Publicado 13/01/2018 10:54:43CET

MADRID, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

La huelga convocada de los conductores de Irubus, que se pusó en marcha el 8 de octubre de 2017, tras llegar a un acuerdo el comité de empresa y la dirección de la compañía que mejora las condiciones laborales de los trabajadores.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del comité de empresa, Vicente del Pozo, ha señalado que están "satisfechos" con el acuerdo que ha sido ratificado en asamblea prácticamente por mayoría absoluta. Además, hn trasladado que se trata de una noticia de "alegría" también para la empresa puesto que la huelga se estaba haciendo "muy pesada".

Los trabajadores han querido "pedir disculpas" a los viajeros por los trastornos o retrasos que se han podido ocasionar así como darles las gracias por su "comprensión y por el apoyo" recibido.

Según ha detallado del Pozo, las reivindicaciones que han conseguido sacar adelante son que el toma y el deje se ha quedado en 50 minutos, aunque en un principio los trabajadores pedían una hora; se ha aumentado 5 euros por cada turno partido que se haga; la franja horaria de las dietas ha quedado de 12.30 a 15 horas y si no les da tiempo se cobrará; el plus para el servicio nocturno; el plus de festivos y la valoración de las líneas a tiempo real.

Para este último punto, se va a formar una comisión antes de marzo, que se reunirá cada quince días, para cuadrar los tiempos reales que se tardan en hacer los servicios y valorar los turnos. Estas medidas se aplicarán ya desde 2018 y 2019.

Irubus cuenta con una plantilla de 130 conductores. El colectivo inició la huelga parcial el 8 de octubre de 2017. Debido a que durante el conflicto no había acercamiento de posturas, según explicó entonces Del Pozo, los conductores iniciaron una huelga indefinida en diciembre, y a raíz de a la apertura de expedientes, llegaron a cancelar por completo el servicio.

Con la intención de "poder llegar a un acuerdo", el comité de empresa suspendió la huelga para retomar las negociaciones durante las navidades, dándose de plazo hasta el 8 de enero. El 7 de enero los conductores rechazaron en asamblea el preacuerdo con firmado entre el comité de empresa y la dirección de Irubus, al no aplicar las medidas planteadas en 2018.

Tras el rechazo, el comité de empresa y la dirección de Irubus han mantenido varias reuniones esta semana que han concluido con el acuerdo que ha recibido finalmente el visto bueno.