Detenida una banda liderada por un pocero de 76 años que robó un banco entrando y huyendo por las alcantarillas

La Policía desarticula un grupo criminal que robó en un banco
POLICÍA NACIONAL
Publicado 28/03/2018 12:44:02CET

Estudiaron muy detalladamente el golpe y actuaron con violencia golpeando a un empleado, utilizaron armas de fuego y robaron más de 50.000€

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Madrid a cinco peligrosos atracadores de bancos cuyo era un hombre de 76 años con elevados conocimientos del subsuelo madrileño ya que había sido pocero de profesión, ha informado hoy la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

La investigación comenzó en el mes de julio del pasado año. Varios individuos cometieron un robo con violencia en una entidad bancaria del distrito de Salamanca, accediendo mediante un butrón realizado desde la red de alcantarillado público.

Los hechos sucedieron a primera hora de la mañana cuando la sucursal aún se encontraba cerrada al público. Esperaron la llegada del primer empleado, al que intimidaron y obligaron a desconectar la alarma y a desbloquear los retardos de los cajeros automáticos y cajas fuertes. Tras apoderarse de más de 50.000 euros huyeron nuevamente a través del butrón por el que accedieron, dejando maniatado al empleado con bridas para evitar que pidieran auxilio.

Después de unos minutos salieron a la vía pública a una distancia lejana de la sucursal para no levantar sospechas y no ser detectados por la policía.

'MODUS OPERANDI'

Los atracadores prepararon el atraco durante semanas. Controlaron los horarios y costumbres de los empleados y estudiaron la red de alcantarillado cercana a la sucursal

Durante el atraco uno de los detenidos era el encargado de controlar el exterior del banco, avisando a sus compañeros de la llegada de los empleados o de la presencia policial.

Durante la investigación, los agentes comprobaron que se encontraban ante conocidos y peligrosos atracadores, ya que dos de ellos habían sido detenidos en el año 2013 por idénticos hechos. Además, dos estaban fugados de centros penitenciarios y con varias órdenes de detención judicial por diversos delitos.

Tras numerosas gestiones, los agentes les centraron en las localidades de Madrid, Fuenlabrada y Humanes, donde fueron detenidos y puestos a disposición judicial.

Posteriormente los agentes realizaron el registro de los pisos de Humanes y Fuenlabrada, donde encontraron dos armas de fuego y numeroso material utilizado para cometer el atraco, como sistema hidráulico, mascarillas, guantes, gafas de protección, ganzúas, destornilladores, linternas.