Detenidas tres personas por incendiar un bar para cobrar la indemnización del seguro

 

Detenidas tres personas por incendiar un bar para cobrar la indemnización del seguro

Actualizado 28/07/2012 12:47:38 CET

MADRID, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Nacional han detenido al dueño de un bar y a sus dos cómplices por provocar un incendio en el establecimiento propiedad del primero al objeto de cobrar la indemnización del seguro, ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

   En un primer momento, los dos cómplices quisieron hacer creer a los agentes que el incendio había sido totalmente fortuito, habiéndose visto sorprendidos por una explosión cuando casualmente pasaban por el bar, al cual acudían asiduamente por ser amigos del propietario.

   En el incendio resultaron heridos los dos autores materiales con quemaduras de primer y segundo grado en el 60 por ciento de su cuerpo y tuvieron que ser atendidos cuatro vecinos de la finca situada encima del establecimiento, siendo una de ellas, de 96 años, ingresada en el Hospital.

   Las investigaciones se iniciaron cuando funcionarios de policía judicial tuvieron conocimiento del ingreso en el Hospital Gregorio Marañón de dos personas con quemaduras en su cuerpo sin explicación lógica y donde fuentes hospitalarias apuntaban a un ajuste de cuentas entre asiduos al poblado marginal de la Cañada Real.

   Tras ser entrevistados, uno de los autores manifestó que se habían visto sorprendidos por una deflagración en el citado bar cuando pasaban por allí a las 3 horas al que se habían acercado al ver que estaba la luz encendida y pensar que en su interior se encontraba el dueño y amigo suyo.

   Para la Policía resultó una historia poco convincente, que tampoco explicaba con lógica porque ante la magnitud de sus heridas, F.E.S de 37 años de edad y M.L, de 31, se habían trasladado primero al domicilio de uno de ellos, en vez de acudir en un primer momento al hospital, para después ser acercadas por el vecino de uno de ellos. Algo que apuntaba a su clara intención de desvincularse de todo modo con el incendio en el establecimiento.

CERRADURAS SIN FORZAR

   Asimismo, los agentes pudieron constatar que los diversos informes periciales ponían de manifiesto que ni el cierre metálico, ni la puerta presentaban fractura alguna; que la alarma no había sido activada y que a criterio de los bomberos se habían empleado acelerantes, lo que suponían indicios que mostraban el carácter intencional del incendio que se unía a las múltiples contradicciones del propietario.

   Y es que A.V.L. de 44 años de edad, no sólo denegó que funcionarios de Policía le practicasen una inspección ocular, sino que facilitó inmediatamente una indemnización a la aseguradora muy poco acorde a la realidad del mercado y aseguraba ser el único con copia de las llaves, única forma con la que se había podido abrir el bar ante la ausencia de indicios de robo.

    Todo ello, unido a la manifiesta amistad que les unía y a la situación de deudas que embargaba a A.V.L llevó a los agentes a sostener que el incendió que había puesto en grave peligro a varias personas era fruto de un acuerdo entre ellos al único objeto de percibir una indemnización por el seguro.

    La investigación ha sido llevada a cabo por el grupo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito de Villa de Vallecas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies