Detenido un grupo de jóvenes que vendía hachís y cocaína a menores en colegios de la Sierra

Jóvenes detenidos por vender estupefacientes
GUARDIA CIVIL
Publicado 11/07/2018 11:52:12CET

Parte del grupo había cometido un delito relativo a la prostitución y corrupción de una menor de edad

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil con destino en el Equipo de Policía Judicial de Collado Villalba han logrado en el marco de la 'Operación Queñines' el desmantelamiento de un grupo formado por nueve jóvenes dedicados a la venta de sustancias estupefacientes en centros escolares situados en Collado Villalba, Alpedrete, Galapagar y Cercedilla.

La investigación se inició el pasado mes de marzo, cuando se detectó en la zona de la estación, de Collado Villalba un ligero incremento en sanciones administrativas relacionadas con el consumo de sustancias estupefacientes en la vía pública en el que los sancionados eran menores de edad, contando en alguno de los casos con apenas 13 y 14 años.

Por ello se iniciaron las primeras gestiones por la zona con vigilancias discretas, constatando los agentes como varios menores consumían de manera habitual en las inmediaciones de un instituto marihuana y hachís y como se las vendían a otros menores del centro educativo.

El avance de la investigación permitió saber que el grupo que distribuía sustancias estupefacientes lo hacía también en otros centros educativos de la localidad y de municipios cercanos como Alpedrete, Galapagar y Cercedilla, ha informado al Comandancia de Madrid en una nota de prensa.

Así mismo, los agentes descubrieron que parte del grupo investigado había cometido un delito relativo a la prostitución y corrupción de menores, al haber incitado a una menor al envío a través de una aplicación de mensajería instantánea de un vídeo de alto contenido sexual, que finalmente difundieron a través de diferentes redes sociales.

El grupo estaba formado por quince jóvenes, entre los que solo uno de ellos era mayor de edad y era quien distribuía las sustancias psicotrópicas al resto de los miembros para que estos las vendieran en los diferentes centros educativos.

Preparaban las sustancias en pequeñas dosis para su distribución y las vendían a menores con edades comprendidas entre los 13 y 16 años por un valor que oscilaba entre los 5 y los 10 euros.

Ante la gravedad de los hechos, se realizaron cinco registros domiciliarios en sus viviendas y dos en locales comerciales donde los agentes hallaron 600 gramos de polen de hachís, 366 gramos de marihuana, más de 3.000 euros en moneda fraccionada, 7 gramos de cocaína en dos rocas, 61 gramos de hachís en barras, una bellota de 12 gramos de hachís, numerosas básculas de precisión, diverso material para el embalaje de las dosis y varias armas blancas.

Los encartados son 15 jóvenes de origen español y marroquí, con edades comprendidas entre los 15 y los 19 años y vecinos de Collado Villalba, Galapagar y Alpedrete.

Algunos cuentan con antecedentes relacionados contra el patrimonio y por estos hechos se les imputan delitos relacionados con el tráfico de drogas y relativos a la prostitución y corrupción de menores. Los menores pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores y el mayor de edad a disposición de la autoridad judicial competente.