Detenido un hombre de 51 años que amenazaba con matar a sus padres

Actualizado 27/01/2011 11:36:47 CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a un hombre, de 51 años, para evitar que acabara con la vida de sus padres, a los que amenazaba gravemente de muerte, ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Agentes de dos indicativos del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC), que se encontraban realizando funciones de prevención de la seguridad ciudadana, recibieron una llamada de la Sala 091 en la que les comunicaban que en una vivienda del Paseo de Santa María de la Cabeza había una persona que estaba agrediendo a sus padres.

Una vez en el lugar, los policías llamaron al telefonillo de la vivienda pero no lograron contactar con la requirente, por lo que empezaron a llamar a las distintas viviendas con el fin de poder entrar en el portal y dirigirse a la puerta del domicilio. Finalmente uno de los vecinos facilitó la entrada a los agentes.

Éstos se dirigieron a la puerta de la vivienda indicada cuando pudieron escuchar diversos gritos y ruidos violentos. Momento en el cual se identificaron como policías y requirieron que les abrieran la puerta. Desde el interior un hombre gritó de forma amenazante: "no voy a abrir la puerta, como entre la Policía os mato". Ante estas evidencias, dos de los cuatro agentes intentaron llamar la atención del individuo mientras los otros dos intentaron acceder al domicilio por otros medios.

Gracias a la colaboración de un vecino, que les facilitó la entrada a su vivienda, los agentes accedieron a la terraza del domicilio de los requirentes. Los policías continuaban escuchando los gritos y amenazas por parte de este individuo a sus padres y observaban desde la ventana de la terraza cómo dos personas se encontraban sentadas alrededor de una mesa recibiendo amenazas por parte de otro individuo.

Los policías procedieron a entrar en el domicilio por propia autoridad para evitar daños inminentes. Aprovechando un despiste del agresor, consiguieron reducirlo y detenerlo. Se trataba de Ángel L. R., de 51 años.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies