Detenidos 33 jóvenes en dos operaciones contra las bandas latinas de los 'Blood' y 'los DDP'

FOTOS RELACIONADAS CON LA NOTA DE PRENSA DE LA JEFATURA SUPERIOR DE POLICIA DE M
EUROPA PRESS/MIR
Actualizado 26/02/2013 13:29:50 CET

Los 'DDP' apresados estarían detrás del homicidio intentado de un menor en Villaverde

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en las últimas horas a un total de 33 jóvenes en dos operaciones distintas contra las bandas latinas de los 'Blood' y los 'Dominican Don't Play' en la capital, lo que supone un "importante" golpe contra la actividad delincuencia de estos grupos latinos asentados en la ciudad.

En una rueda de prensa, el inspector jefe responsable de bandas latinas de la Brigada Provincial de Información ha detallado los dos operativos con las que se ha desmantelado el capítulo 'el caserío' de los Blood y han dado por concluida la investigación por la brutal agresión a un menor de edad ocurrida el pasado 8 de febrero, cuyos autores fueron un grupo de 'DDP' que conformaban el "coro de Villaverde".

Los 33 apresados en sendas operaciones contaban con antecedentes policiales relacionados con delitos de robo con violencia e intimidación, lesiones, coacciones, amenazas y participación en riñas tumultuarias, entre otros.

Por ahora, han ingresado ya en prisión tres integrantes de los 'DDP', entre ellos el líder del 'coro de Villaverde', y un menor se encuentra a disposición de la Fiscalía de Menores. A los detenidos se les acusa de robos con violencia, amenazas y coacciones, entre otros delitos.

Por un lado, el alto mando policial ha especificado que a raíz de los últimos acontecimientos registrados en la capital con bandas latinas se notó "un incremento" de las acciones de los 'Blood', una banda incipiente en Madrid con orígenes en Estados Unidos en los años 70 y que emula a las bandas de centroamérica.

Este grupo latino está integrada por un miembros que provienen de varias nacionalidades, como ecuatorianos, dominicanos bolivianos e ingreso españoles.

Los agentes constataron que toda la actividad de la banda giraba en torno al capítulo 'el caserío', asentado en el barrio de San Blas y liderado por Robert Joe L. A. de 19 años. Los miembros del capítulo o set habían intensificado la captación de menores de edad para ser integrados en la banda y, con ello, aumentar el número de jóvenes obligados al pago de cuotas semanales.

Según el inspector jefe, la Policía puso su punto de mira sobre este grupo tras una denuncia presentada por dos hermanos que habrían sufrido amenazas y coacciones por miembros de este grupo con la finalidad de ser captados y pasar a engrosar las filas de sus integrantes.

Con parámetros similares al de otras bandas latinas, ésta somete a sus futuros miembros a palizas, robos y golpes, así como a pruebas degradantes. Así, ha explicado que las propias bandas se mueven por violencia interna para conseguir la cohesión de sus integrantes.

Ante el repunte de la actividad de este grupo, el Inspector jefe ha aprovechado para hacer un llamamiento a los jóvenes que sufren estas amenazas para que denuncian o lo comuniquen a sus familias. "Los fiscales, los jueves y la Policía actúan contundentemente contra estos grupos. Hay que denunciarlo", ha aseverado.

INVESTIGACIÓN RESUELTA

Por otro lado, la segunda operación se ha saldado con once detenidos de la banda de los 'DDP', de ellos seis menores de dad. La investigación se inició el pasado 8 de febrero, cuando sobre las 22 horas, y en las inmediaciones de unas canchas deportivas situadas en la calle Villalonso, un menor de edad de nacionalidad rumana era brutalmente agredido por un numeroso grupo de jóvenes de origen latino.

La víctima sufrió lesiones de extrema gravedad en ambas piernas y en un brazo que le dejarán secuelas de por vida. Los autores de la agresión, que portaban machetes y cuchillos, gritaron frases propias de la banda Dominican Don't Play tales como 'AD3' o 'Amor de tres'.

La rápida reacción en el lugar de varios radiopatrullas de seguridad ciudadana pertenecientes a la comisaría de Usera-Villaverde permitió la detención "in situ" de tres de los presuntos autores.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies