Detenidos en Madrid dos atracadores de bancos con ocho y siete antecedentes, respectivamente

Actualizado 02/02/2006 12:24:41 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Dos atracadores de bancos, Diego G., de 46 años, y José P.E., de 40 años, con ocho y siete antecedentes, respectivamente, fueron detenidos acusados de tres robos, uno en grado de tentativa, según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los arrestados asaltaban entidades bancarias armados con una pistola -simulada, según se comprobó después- y amenazaban violentamente a las personas que se encontraran en las instalaciones. Después, huían del banco con el botín recaudado, no sin antes advertir a las víctimas de que no avisaran a la policía. En concreto, se les imputan un robo con violencia e intimidación en una entidad bancaria de la calle Marcelo Usera, en el que consiguieron 6.400 euros; otro contra una sucursal de la calle Antonio Leyva, que se saldó con la sustracción de 2.690 euros; y otro, esta vez en grado de tentativa, en la calle Hermenegildo Bielsa. Todos los atracos fueron cometidos entre finales del año pasado y principios de 2006.

DELINCUENTES HABITUALES

Tras la comisión de los robos, tanto los empleados de los bancos como los clientes que presenciaron el asalto presentaron las correspondientes denuncias y describieron a los atracadores, lo que permitió a los investigadores del Grupo XII de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial sospechar de dos delincuentes habituales que estaban fichados por anteriores arrestos a causa de motivos similares.

Una vez identificados los sospechosos, se dispuso un dispositivo tendente a su localización y arresto en torno a sus domicilios y a los lugares que ambos frecuentaban, que rápidamente culminó con su detención.

Hasta el momento, Diego había sido detenido en ocho ocasiones por delitos de tráfico de drogas y robos con violencia e intimidación, mientras que José tenía siete antecedentes a causa de los mismos delitos, además de otros, como robo con fuerza. Tras finalizar las diligencias policiales, los dos pasaron a disposición judicial.