Detenidos tres hombres que robaban en casas de ancianos haciéndose pasar por técnicos de la luz

Material encotnrado
POLICÍA MUNICIPAL DE MADRID
Publicado 11/07/2018 12:30:31CET

MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Distrito de Centro Norte de la Policía Municipal de Madrid, en un control preventivo de tráfico, han detenido a tres hombres que robaban en casas haciéndose pasar por técnicos de la luz, ha informado el Cuerpo local en un comunicado.

Todo comenzó este lunes sobre las 17 horas cuando patrulla circulaba por la calle Toledo observó que un vehículo circulaba de forma anómala realizando maniobras y cambios de carril bruscos. Ante esta circunstancia, los agentes le siguieron mientras solicitaban ampliación de información sobre la documentación en vigor del mismo, obteniendo como resultado que el vehículo no tenía seguro obligatorio.

El coche ya iba ocupado por tres varones de nacionalidad española de 38, 34 y 30 años respectivamente. Los agentes les dieron el alto y lo registraron, encontrando en el maletero, además de material y vestimenta de trabajo como guantes y chalecos, numerosas joyas (más de 70 entre pendientes, pulseras, anillos, etc.), algunas de las cuales tenían inscripciones de personas que no coincidían con los ocupantes del vehículo.

En el cacheo físico a los tres individuos se les encontró 2.195, 1.285 y 3.480 euros en metálico respectivamente, en billetes como máximo de 50 euros y dos cartillas y una tarjeta bancarias a nombre de dos vecinas de Madrid.

Ante las sospechas de que se pudiera haber cometido algún delito, los agentes localizaron a una de las titulares de las tarjetas requisadas, que en esos precisos instantes estaba en la comisaría del barrio de Salamanca a poner una denuncia por un robo en su domicilio.

Según les manifestó la víctima de edad avanzada vía telefónica, dos varones de entre 30 y 40 años 'rapados', que coincidían en la descripción con los ocupantes del vehículo, habían accedido a su domicilio identificándose como técnicos de la luz, registrando el mismo y marchándose sin mediar palabra.

Los policías informaron a la víctima de que habían encontrado una cartilla bancaria a su nombre en la que figuraba un reintegro en efectivo de 600 euros de esa misma mañana, negando la víctima haber sido ella.

Con toda la información en su poder y ante la incapacidad de los ocupantes del vehículo de justificar la procedencia del dinero, las joyas y los documentos bancarios, se procedió a su detención y traslado a las dependencias policiales del mismo barrio de Salamanca, donde se sospecha que cometieron, cuando menos, uno de sus presuntos delitos. La investigación sigue en marcha por las denuncias que pudieran ser recibidas por vecinos de la zona.

Contador