Detenidos tres menores por robar a otros jóvenes a los que intimidaban con un arma de fuego

Recursos de Policía Nacional, agente, agentes, policía, policías, furgoneta poli
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 22/03/2018 11:39:52CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional arrestó a principios de marzo a tres jóvenes menores de edad, con edades entre 16 y 17 años, como presuntos autores de dos robos con violencia, pues intimidaban a sus víctimas con un arma de fuego en la zona de Madrid Río.

Los menores detenidos, que grabaron con un teléfono móvil uno de sus robos y lo colgaron en un perfil de redes sociales, fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores, pasando a disposición de la Autoridad Judicial el mayor de edad.

Según ha explicado Jefatura Superior de Policía de Madrid, los detenidos utilizaban una pistola para amedrentar a sus víctimas, jóvenes a los que se acercaban previamente para pedirles tabaco.

Ante la negativa de las victimas, de forma sorpresiva uno de los jóvenes colocó una pistola primero en el cuello y posteriormente en el pecho de uno de ellos. Tras sustraerles los teléfonos móviles, todos de alta gama, los autores huyeron del lugar a la carrera.

AGRESIÓN GRABADA CON UN MÓVIL Y DIFUNDIDA A TRAVÉS DE REDES SOCIALES

Tras una intensa investigación los agentes descubrieron la comisión de un hecho de similares características sufrido por un menor de edad días atrás.

En esta ocasión los autores tras intimidar y agredir a la victima, grabaron la agresión con un teléfono móvil y posteriormente la colgaron en el perfil que uno de los autores posee en una red social.

Tras una "ardua" investigación, los agentes concluyeron que se trataba de los mismos individuos que días antes habían sustraído los teléfonos móviles a punta de pistola en un parque de la capital.

Fueron reconocidos sin ningún género de dudas por las victimas por lo que se les detuvo como presuntos autores de dos delitos de robo con violencia e intimidación y pertenencia a grupo criminal.

Además los agentes detuvieron a un cuarto individuo, mayor de edad, como presunto autor de un delito de receptación tras haber adquirido uno de los teléfonos sustraídos a uno de los detenidos.