El dictamen de la comisión recomienda la remunicipalización de Calle 30 y que el socio privado asuma la factura de luz

Calle 30, M-30 de Madrid
EUROPA PRESS/AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 24/11/2017 12:23:30CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El dictamen de la comisión de investigación sobre la situación económico-financiera de la empresa Madrid Calle 30 y su incidencia sobre las cuentas del Ayuntamiento de la capital recomienda la remunicipalización de la sociedad y que el socio privado, EMESA, asuma la factura de la luz, además de exigir el pago de las facturas abonadas hasta la fecha.

Son nueve las recomendaciones que hace, que deberán ser asumidas por el equipo de Gobierno responsabilizándose los grupos municipales del control de su cumplimiento. La primera es revertir el modelo de gestión de la sociedad volviendo al modelo original de empresa cien por cien municipal garantizando un minucioso control sobre el mantenimiento y la explotación de la infraestructura.

A tal efecto, la sociedad Madrid Calle 30 y sus socios privados deberían analizar con el Ayuntamiento las posibles alternativas que mejor se adecuen al interés general y minimicen los costes al erario público municipal y, consecuentemente, a los ciudadanos.

La segunda recomendación pasa por iniciar la tramitación de un nuevo pliego de prescripciones técnicas y administrativas para la licitación del nuevo contrato de conservación de la infraestructura que garantice los mecanismos de control y supervisión adecuada, así como una auditoría rigurosa centrada en el grado de cumplimiento del contrato.

Las recomendaciones señalan también la subrogación del personal de atención a incidencias y emergencias puesto que suponen una parte fundamental de la correcta explotación de la infraestructura, además de dotarles de la calificación como servicio de emergencias y asegurar que su formación es la adecuada para las tareas que realizan.

Mientras se producen estos cambios, el dictamen insta a elaborar una auditoría de las certificaciones de obra para que se esclarezca su "falta de linealidad y las irregularidades cometidas en su tramitación" y redactar una auditoría ambiental que esclarezca el nivel de contaminación en el interior del túnel, en sus bocas de salida y en los pozos de extracción en los que el aire es filtrado únicamente cuando la ventilación forzada se activa.

También se recomienda cambiar el sistema de auditoría de la sociedad por otro más riguroso y exhaustivo y dotar a Madrid Calle 30 de acceso completo a los sistemas de gestión, además de elaborar una auditoría sobre los sistemas de gestión buscando trazabilidad de las incidencias registradas y una posible alteración de los datos incluidos en ella.

Iniciar las tramitaciones necesarias para que el coste de la factura de la luz recaiga en la sociedad privada es otra de las recomendaciones a partir de los documentos contractuales, además de exigir el pago de las facturas abonadas hasta la fecha.

Igualmente se incluye como recomendación regular las condiciones del acceso a la licitación de las empresas vinculadas con el socio privado mediante un órgano de contratación constituido para la colaboración público-privada, además de solicitar al socio privado, en la vía judicial que proceda, que facilite la oportuna información sobre los costes de cancelación de los contratos de cobertura firmados por la sociedad privada, a los que el Ayuntamiento de Madrid se subrogó en 2011 junto con la subrogación de la deuda de la sociedad Madrid Calle 30.

Las recomendaciones acaban con el análisis de la posibilidad de amortizar anticipadamente el préstamo subordinado que aportó EMESA a Madrid Calle 30, con la correspondiente reducción de costes financieros, dado que "resulta excesivo para las necesidades de la empresa en la situación económica y de actividad actual".