La diputada que acusa de “mobbing” a Ossorio rechaza renunciar a su acta o pasar al Mixto

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

"La víctima soy yo"

La diputada que acusa de “mobbing” a Ossorio rechaza renunciar a su acta o pasar al Mixto

Publicado 27/10/2016 14:47:39CET

"No se puede consentir que una persona que haga daño este aquí ni en ningún sitio"

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

Elena González-Moñux, la diputada del PP que acusa de "mobbing" al portavoz del Grupo Parlamentario, Enrique Ossorio, ha asegurado que no renunciará a su acta y tampoco pasará al Grupo Mixto, al tiempo que ha manifestado su intención de reincoporarse a la actividad parlamentaria en las filas del Grupo Popular cuando sus condiciones de salud mejoren, lo que "pasa por no estar con él".

"No voy a renunciar al acta en absoluto, no he hecho nada malo, ni he robado, ni he hecho daño a mi partido, todo lo contrario, he estado aguantando por no querer hacer daño", ha manifestado en declaraciones a Europa Press, al tiempo que ha rechazado también la posibilidad de pasar al Grupo Mixto y ha expresado su voluntad de volver cuando sus condiciones de salud mejoren.

"Si el problema persiste, va a ser complicado", ha apuntado, para afirmar que su mejoría pasa "por no estar con él".

"La víctima soy yo", ha señalado antes de pedir a los dirigentes del PP "que piensen las cosas pensando primero en las personas" y en que ella no ha hecho daño a nadie ni a su partido, al tiempo que ha aseverado que "no se puede consentir que una persona que haga daño esté aquí ni en ningún sitio".

González-Moñux ha confirmado que está de baja médica por "depresión mayor" desde el pasado día 10, después de llevar "meses pasándolo fatal", una depresión que su psicólogo atribuye a una situación "muy grave" con un superior, en alusión a Ossorio, con quien, según la diputada, "la relación ha sido siempre de arrinconamiento, de humillación".

La también portavoz adjunta del Grupo Popular ha recordado que lleva muchos años en el PP y que ha sido viceconsejera de Justicia y Administraciones Públicas con Esperanza Aguirre e Ignacio González, concejal con Alberto Ruiz-Gallardón y diputada regional también en la V Legislatura (1999-2003), y ha afirmado que lo último que quiere es hacer daño al partido y que siempre ha intentando "hacer bien su trabajo" y hacerlo "honestamente y con lealtad".

González-Moñux ha acusado a Ossorio de decirle "barbaridades" como "te voy a someter a un examen ahora, vete a estudiar la ley", cuando le tocaba defender la ley de sacrificio cero de mascotas en el pleno de la Asamblea, el pasado julio, un pleno que ha descrito como "una tortura".

De hecho, ha asegurado que al finalizar este pleno habló con el portavoz del Gobierno, Ángel Garrido, sobre lo que estaba pasando y le dijo que no lo iba a consentir.

En ese pleno, según el relato de la diputada, Ossorio comenzó a hablarle y ella ocupó el asiento de al lado, que estaba libre, para escucharle y "empezó el chorreo".

Además de ese pleno, en el que Ossorio le dijo que se quedara sin comer porque no se sabía la ley, tal y como ha asegurado González-Moñux, ésta ha dicho que "ha habido momentos muy desagradables" y que ha llegado a echarla de su despacho "a grito pelado".

"No te necesito para nada, no haces tu trabajo, lo tengo que hacer por ti", ha proseguido el relato la diputada supuestamente parafraseando a Ossorio y afirmando que ha salido llorando de su despacho.

"CREO QUE HAY MÁS PERSONAS"

"Creo que hay más personas, es muy difícil atreverte a denunciar estas cosas", ha afirmado González-Moñux, quien ha asegurado que la actitud de Ossorio es de "humillación, acoso, mobbing a las personas" y que a ella le ha costado "muchísimo" el hablarlo incluso con el médico.

Según la diputada, Garrido "era consciente de muchas de las cosas" pero "no han tomado cartas", aunque sí le llamó el portavoz del Gobierno para una reunión antes del último pleno y después de que faltara al anterior en la que le dijo que, pese a la baja, no podía faltar "por la aritmética".

González-Moñux ha afirmado que acudió al pleno por "buena voluntad" y que "fue horrible", por lo que ha asegurado que no va a "volver al foco donde está el problema", tal y como le han aconsejado su psicólogo y la médico de la Seguridad Social que ha sellado el parte.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies