El diseño tendrá desde hoy su propio espacio en la Sala Juana Mordó del Círculo de Bellas Artes de Madrid

Actualizado 14/11/2007 16:06:30 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diseño tendrá desde hoy su propio espacio en la Sala Juana Mordó del Círculo de Bellas Artes de Madrid (CBA). Bajo el título general 'Valores del diseño', esta institución cultural y la Sociedad Estatal ddi han organizado un ciclo de 15 exposiciones a lo largo de los tres próximos años que abordarán los diversos aspectos del diseño. En este primer año los temas elegidos son: cotidianidad, impacto, innovación, utilidad y el proceso de gestación de los objetos.

Con esta iniciativa, ambas instituciones quieren llamar la atención sobre el valor del diseño y sus usos técnicos, creativos, económicos y sociales. Las exposiciones se complementarán con la edición de los correspondientes catálogos, y la organización de ciclos de conferencias y talleres temáticos.

"El diseño impregna nuestras vidas. Todo tiene una utilidad y todo es diseño, bueno o malo. Era una necesidad crear un especio propio que dé cuenta de ello", dijo hoy el director del CBA, Juan Barja, en la presentación de la primera de las exposiciones.

Por su parte, Elisa Sáinz, Consejera Delegada de ddi, aseguró que con esta iniciativa se ha pretendido "transmitir la esencia del diseño, algo que suele identificarse con el glamour y lo caro pero que en realidad tiene un cometido: crear objetos útiles, cómodos, seguros y que aporten bienestar social". Asimismo, Sáinz recordó que el diseño constituye un elemento competitivo fundamental para las pequeñas y medianas empresas.

DISEÑO VISIBLE

Según Marcelo Leslabay, comisario de esta primera muestra, 'Valores del diseño: cotidiano' -abierta al público hasta el 6 de enero próximo-, el objetivo es "ofrecer una mirada sobre una selección de objetos que forman parte de nuestro entorno y mostrar lo que hay detrás de cada uno de ellos: un diseñador y una empresa que se han ocupado de proyectarlo y producirlo".

Como aseguró ésta es "una buena oportunidad para los diseñadores y para que el diseño se haga visible" y afirmó que ha sido un "desafío" realizar una muestra con objetos absolutamente cotidianos. "Cada día desarrollamos una serie de actividades en las que utilizamos un sinnúmero de objetos. Detrás de ellos hay creatividad e imaginación, maquetas y prototipos, ensayo y error, técnica y estética. Son objetos con vida, con vocación de utilidad y servicio", afirmó deseoso de que el público "se identifique" con estas piezas.

Los 30 objetos cotidianos que se exponen son una selección realizada entre centenares de productos "habituales" o "corrientes". El comisario dijo haber visitado tiendas y almacenes de diferentes ciudades españolas y haber hablado con amas de casa, empleados y otros ciudadanos para recabar la información que ha servido de base para esta muestra.

La exposición está dividida en seis secciones: Comer, Trabajar, Descansar, Jugar, Pasear y Limpiar y en ellas pueden contemplarse objetos tan dispares como sartenes, cuchillos, un carro de la compra, pinzas de la ropa, un somier, cepillos de dientes, vídeos educativos, destornilladores, cafeteras, maletas o una colección de ropa de invierno, entre otras cosas. "Cada uno de ellos tiene su justificación", dijo Leslabay.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies