El distrito Centro de Madrid amplía un 111% las zonas de reserva de aparcamiento para motos en calzada

Aparcamiento en la calle de Madrid
AYUNTAMIENTO DE MADRID
Publicado 08/07/2018 13:27:07CET

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado esta semana los trabajos para ampliar en el distrito Centro un 111 por ciento las zonas de reserva de aparcamiento para motocicletas en calzada, así como de ampliación de muchas de las ya existentes, en los seis barrios del distrito Centro: Cortes, Embajadores, Letras, Ópera, Palacio y Universidad.

En este sentido, el Consistorio ha explicado en un comunicado que los metros lineales para estacionar motos pasan de 1.276 a 2.693, lo que supone un 111 por ciento más. Es decir, "se duplica la superficie disponible".

Uno de los objetivos de esta medida es generar "más espacio y mejor distribución geográfica", que forma parte de la primera fase de la implantación de Madrid Central, el Área de Prioridad Residencial (APR) de Centro. De este modo, los seis barrios van a ver ampliada la oferta de plazas para motos con 61 nuevas ubicaciones.

También, se va a mejorar la distribución geográfica, puesto que "todavía existían grandes superficies en los barrios que hasta ahora no contaban con reservas de motos próximas". Facilitando su aparcamiento en calzada el Ayuntamiento pretende "favorecer que la movilidad peatonal las aceras sea mejor, más fácil y más segura, garantizando asimismo las condiciones de accesibilidad universal".

NUEVOS APARCAMIENTOS

Las nuevas plazas de aparcamiento para motos se distribuirán de la siguiente forma: en el barrio de Cortes, concretamente en las calles Virgen de los Peligros, Amor de Dios, Moratín, San Sebastián, Arlabán, Los Madrazo, Marqués de Cubas, Príncipe, San Agustín y la plaza de Santa Ana. El barrio de Embajadores ampliará su oferta en las calles Estudios, San Millán, Valencia, Ribera de Curtidores, Duque de Alba, Ave María, Torrecilla del Leal, Olivar, San Carlos, Miguel Servet, Embajadores y, las plazas de Lavapiés y de Cascorro.

Además, en el barrio de Justicia se está trabajando en las calles Clavel, Larra, Barceló, Serrano Anguita y San Gregorio. En la zona de Palacio las tendrá en San Bernabé, Comandante de las Morenas, Amnistía, Humilladero, Calatrava, Virgen de la Paloma, Carrera de San Francisco, Independencia y Espejo. Otra área en la que se añadirán aparcamientos de motos será en Sol, concretamente en la calle Mesonero Romanos y la plaza de Celenque.

Por último, en la zona de Universidad se ampliarán emplazamientos en la calle Pez, Corredera Baja de San Pablo, Acuerdo, Tudescos, Desengaño, Colón, Manuela Malasaña, Ruíz, Monteleón, San Bernardo, Serrano Jover, Amaniel y las plazas de Cristino Martos, Conde de Toreno y Mostenses.

Según el Consistorio matritense, en paralelo a estas medidas, actualmente se encuentra en fase de información pública la nueva Ordenanza de Movilidad, que contempla cambios en la regulación del aparcamiento de motocicletas, que deberán aparcar en banda de estacionamiento en calzada en todos los emplazamientos donde exista dicha banda.

Hasta mediados de noviembre se publicarán las normas de funcionamiento de Madrid Central y se llevará a cabo una campaña informativa a través de comunicaciones directas con residentes, comercios y colectivos implicados, medios de comunicación, reparto de folletos y otras actuaciones encaminadas a dar a conocer las normas y las fechas clave de Madrid Central. También se instalará toda la señalización vertical.

Y en noviembre, una vez colocada dicha señalización, entrará en vigor el decreto para su puesta en marcha. En un primer momento se hará con dispositivos de Policía Municipal y Agentes de Movilidad de carácter informativo para hacer una transición hasta el control automático, que durante dos meses también tendrá carácter informativo.