La D.O. Vinos de Madrid suma el municipio de Nuevo Baztán y tres variedades de uva más

Actualizado 05/07/2015 7:31:30 CET

El Consejo de Gobierno ha conocido hoy el proyecto de orden para modificar el reglamento de la Denominación de Origen

MADRID, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid incorpora al municipio de Nuevo Baztán a la Denominación de Origen Vinos de Madrid a petición del Consejo Regulador de este órgano, dado que se ha comprobado que los suelos de este municipio reúnen las condiciones climáticas, edafológicas y medioambientales necesarias para producir uva de las variedades autorizadas para elaborar vinos de calidad.

Además, incorpora las variedades de uva Petit Verdot, Graciano, Garnacha Tintorera y Sauvignon Blanc para mejorar la calidad de los caldos y potenciar su comercialización, ha informado el consejero de Presidencia, Justicia y portavoz del Gobierno regional, Salvador Victoria.

Así lo recoge el proyecto de orden de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para la modificación del Reglamento de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, cuyo informe ha conocido hoy el Consejo de Gobierno y que será remitido al Consejo Consultivo para su dictamen. Esta modificación recoge los procesos y caracteres que dan exclusividad a estos vinos con el objeto de asegurar su máxima calidad.

Permite al mismo tiempo, por su plena adaptación a las exigencias comunitarias, la incorporación de la D.O. al registro electrónico de Denominaciones de Origen Protegidas de Vinos de la UE.

Con la incorporación de Nuevo Baztán serán 59 los municipios de la región integrados en la Denominación, que cuenta con tres subzonas: Arganda del Rey, Navalcarnero y San Martín de Valdeiglesias, con una superficie de cultivo que ronda las 8.400 hectáreas.

No obstante, estudios realizados por los técnicos regionales del Instituto Madrileño para la Investigación y el Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) revelan que existen, al margen de las ya explotadas, más de 20.000 hectáreas susceptibles de proporcionar buena calidad de uva y que podrían incorporarse en un futuro a la Denominación de Origen Vinos de Madrid.

El nuevo reglamento justifica que la calidad y características del vino se deben básica o exclusivamente a un entorno geográfico particular, con los factores naturales y humanos inherentes a él, así como las características organolépticas específicas de los Vinos de Madrid. De esta forma, fija las condiciones por las que un vino puede adquirir las menciones de crianza, reserva y gran reserva, y explicita claramente el método tradicional empleado para la elaboración de vinos espumosos, de forma que haga posible las pertinentes verificaciones.

Igualmente, en los vinos de Sobremadre acota el tiempo mínimo de permanencia de "las madres" con el vino (entre 90 y 180 días) con el fin de evitar elaboraciones que hagan perder la tipicidad de estos vinos.

EL VINO COMO MOTOR DE LA DINAMIZACIÓN ECONÓMICA

Dentro de la Denominación de Origen Vinos de Madrid hay 2.891 viticultores y 44 bodegas, que serán 45 con la incorporación de Nuevo Baztán, frente a las 5 con las que comenzó esta Denominación en 1990.

Desde entonces, el número de marcas con Denominación de Origen Vinos de Madrid y presencia en el mercado se ha multiplicado casi por seis, pasando de 21 a 112 y una producción en litros que va de los 757.500 de 1990 a los 3.189.312 del año pasado.

De ellos, el 32 por ciento son exportados a países como EEUU (43%), China (26,1%) o Alemania (14,88%). Además, el valor económico del consumo de Vinos de Madrid por parte de los madrileños creció entre 2008 y 2013 un 64 por ciento.