Los doce puntos de Bibliometro prestan más de 61.600 ejemplares en el primer semestre del año, un 30% más que en 2008

Actualizado 18/08/2009 14:20:06 CET

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los doce puntos de Bibliometro existentes en la actualidad en el suburbano madrileño prestaron durante el primer trimestre del año 61.606 ejemplares, un 30 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior, cuando hubo 47.087 préstamos, según datos facilitados hoy por el Ayuntamiento de la capital.

El aumento está relacionado, según el Ejecutivo local, con el incremento de los títulos puestos a disposición de los usuarios, a razón de medio centenar por trimestre. Así, la red de extensión bibliotecaria cuenta actualmente con 97.532 ejemplares de 974 títulos, frente a los 800 títulos de 2008, es decir, un 20 por ciento más en un año.

En concreto, durante este periodo los módulos de Moncloa y Nuevos Ministerios son los que más préstamos han realizado, con 10.557 y 9.133 unidades respectivamente.

Por otra parte, el incremento del servicio también está relacionado con la puesta en marcha, a mediados del pasado año, del Bibliometro de la estación de Chamartín, con lo que ya son doce las estaciones del suburbano que cuentan con estos módulos desde las siete con las que se puso en marcha el servicio hace cuatro años.

La elección de las estaciones para la apertura de los módulos de Bibliometro se hace siguiendo una serie de criterios entre los que destaca la alta afluencia de viajeros, la correspondencia de varias líneas de metro o la existencia de un intercambiador (con Renfe o autobuses). Otros criterios que también se tienen en consideración son arquitectónicos y espaciales, como la disponibilidad del espacio suficiente entre torniquetes y andenes para evitar problemas en la circulación de los viajeros.

El Bibliometro es un servicio de extensión bibliotecaria que supone la instalación de puntos de préstamo de libros gratuitos dentro de la red de Metro de Madrid. Su objetivo principal es aprovechar la masiva utilización de los madrileños de este transporte para, por un lado, fomentar y facilitar la lectura y, por otro, servir de nexo con las bibliotecas públicas para difundir su utilización entre los ciudadanos.

El proyecto partió de un convenio de colaboración específico entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, con el apoyo de Metro de Madrid. Así, el carné de Bibliometro se puede usar en las Bibliotecas Públicas tanto del Ayuntamiento como de la Comunidad. El servicio es libre y gratuito.

El horario de apertura al público en todos ellos es de lunes a viernes de 13.30 a 20 horas, y el préstamo que puede realizar cada usuario es de un ejemplar durante quince días, con posibilidad de prorrogarlo por otros quince. Para facilitar la devolución en cualquier momento, se han habilitado unos buzones que permiten devolver los libros a cualquier hora.