Dos detenidos que introdujeron ilegalmente en España a 200 extranjeros contratándoles con una empresa tapadera

Actualizado 13/10/2008 15:10:56 CET

Los inmigrantes pagaban entre 3.000 y 12.000 euros para lograr la documentación

MADRID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Agentes de Policía Nacional han detenido a dos españoles, acusados de ser los principales integrantes de un grupo organizado dedicado a introducir inmigrantes irregulares en territorio nacional, mediante su contratación fraudulenta en una empresa "tapadera".

Los investigadores estiman que más de 200 inmigrantes han tramitado los papeles por este procedimiento y, por ende, han sido estafados.

Las investigaciones, llevadas a cabo por el Grupo operativo de Extranjeros (GOEX) de la Brigada Provincial de Extranjería y Documentación, comenzaron a raíz de las denuncias interpuestas en un juzgado de Madrid por parte de varios ciudadanos extranjeros.

En ellas acusaban a un empresario español de ofrecer la tramitación de documentación para residir y trabajar en España. Para ello se valía de una empresa "tapadera" y los interesados debían realizar un primer pago de 1.500€ al inicio de las gestiones y un segundo, de 2.500 euros, una vez conseguido el permiso. Además informaron que un ciudadano extranjero hacía las veces de intermediario, ofrecía los servicios a extranjeros residentes en España que tenían familiares o amigos con interés de venir a territorio nacional.

Los investigadores lograron la identificación de los sospechosos así como localizar a varios ciudadanos estafados. Las cantidades abonadas por los mismos variaban entre 3.000 y 12.000€. Las pesquisas continuaron y, garcias a los datos aportados por el Área de Trabajo y Seguridad Social, conocieron que dicha empresa había tramitado en el último año un total de 208 solicitudes de residencia y trabajo. Las vigilancias y seguimientos en torno a la empresa investigada demostraron que en esta empresa no se materializaba actividad laboral alguna.

Finalmente, localizaron los domicilios de los sospechosos y se estableció un operativo en torno a los mismos. Lograron la detención de ambos individuos y registraron la sede social de la empresa investigada. Intervinieron 200 solicitudes de permisos de residencia y trabajo, otros tantos pagarés donde constaban las cantidades cobradas así como listados con los datos de los afectados por los ilícitos.

Los detenidos Luis G. P. de 59 y Blas P. C. de 60, acusados de estafa y delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies