Dos detenidos por publicar falsas ofertas de trabajo para obtener datos con los que pedían préstamos a bancos

Coches, coche de la Policía Nacional
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 13/03/2018 15:22:59CET

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido a dos individuos que publicaban falsas ofertas de empleo con las que obtener datos personales para pedir préstamos a bancos, un 'modus operandi' con el que estafaron unos 40.000 euros a entidades financieras, ha informado la Jefatura Superior de la Policía de Madrid en una nota de prensa.

La investigación se inició el mes de junio del año pasado tras recibir información de que a siete personas se les reclamaban por parte de entidades financieras el pago de préstamos bancarios que decían no haber solicitado.

Tras una minuciosa investigación, los agentes policiales recabaron de las víctimas que aportaran toda la información posible sobre a quién podrían haber facilitado sus datos personales. Los investigadores establecieron como punto de conexión que todos los estafados habían respondido a ofertas de empleo publicadas en Internet.

Una vez que las víctimas se interesaban por la falsa oferta de empleo, les eran solicitados datos personales y fiscales para poder materializar la oferta laboral. Con los datos obtenidos, los presuntos autores solicitaban préstamos económicos a nombre de las víctimas por distintas cantidades, esos importes tras ser concedidos se ingresaban en cuentas bancarias que controlaban los detenidos.

El pago de las cuotas que generaban los créditos financieros eran desatendidos por los presuntos autores, si bien el contrato crediticio continuaba vigente a nombre de los estafados. Con esta estafa los presuntos autores hicieron que las víctimas figuraran como deudores de casi 60.000 euros. Los detenidos están acusados de los delitos de usurpación de estado civil, falsedad documental y estafa.

Ante este tipo de delitos, la Policía ha lanzado una serie de medidas de seguridad para el uso seguro de Internet por particulares. Las más importantes son no facilitar datos personales si no existe una completa seguridad sobre quien los va a recibir, no mas datos personales que los necesarios, exigir siempre 'conexiones seguras', comprobar los certificados de seguridad en páginas que requieren datos personales, utilizar un buen producto antivirus y actualizarlo, frecuentemente, extremar la precaución en archivos que se reciben en sesiones de chat y actualizar los sistemas operativos y navegadores, con los parches que publican las firmas especializadas de software.