Dos mayores de Boadilla del Monte resultan afectados por un brote de legionella en un hotel de Calpe(Alicante)

Hotel Diamante Beach en Calpe
HOTEL DIAMANTE BEACH
Actualizado 03/07/2012 16:54:33 CET

MADRID/ALICANTE, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Dos mayores de avanzada edad que formaban parte de un grupo de 90 turistas procedentes de la localidad madrileña de Boadilla del Monte han sido afectados por un caso de legionella detectado en el hotel Diamante Beach de Calpe, en Alicante.

Estas personas permanecen ingresadas en centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid. Según han informado a Europa Press desde el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, en sus instalaciones hay tres pacientes ingresados por neumonía por legionella que permanecen con pronóstico reservado.

Además, resultaron contagiados por la bacteria tres visitantes belgas, y otros tantos de procedencia nacional, según han confirmado a Europa Press fuentes cercanas al caso. En total hay ocho nuevos casos confirmados por la Conselleria de Sanitat de la Administración autonómica valenciana.

Todos ellos han sido detectados en el hotel Diamante Beach de Calpe (Alicante), que ha sido clausurado como medida cautelar. Los ocho casos guardan relación espacio-temporal entre ellos ya que el nexo común es su estancia en el hotel y se han producido durante la tercera semana del pasado junio.

El director general de Salud Pública, Manuel Escolano, y el alcalde de Calpe, César Sánchez, han comparecido este martes para explicar la situación de legionella detectada en el establecimiento, el mismo en el que se produjo otro brote de esta bacteria durante los pasados enero y febrero, que causó la muerte de tres ciudadanos británicos.

La Conselleria de Sanitat ha señalado que la comunicación de estos ocho nuevos casos, "a pesar de la existencia de un intensivo programa de control como consecuencia de los antecedentes epidemiológicos del hotel con resultados satisfactorios hasta el momento, sugiere que la fuente de infección actual no está localizada".

"CONTROL EXHAUSTIVO"

Escolano ha señalado que "existe un control exhaustivo sobre todos los elementos de riesgo, no existiendo constancia en estos momentos de presencia de legionella que explique el brote actual", según el comunicado de la Conselleria.

Según el director autonómico de Salud Pública, por "acuerdo conjunto" de la Conselleria y de los propietarios del hotel, se ha decidido el cierre cautelar del establecimiento que, tal y como ha indicado, se realizará en un plazo "lo más breve posible, el necesario para la reubicación de los clientes del hotel en otro", ha apuntado.

A su juicio, esta medida "permitirá acometer con mayor celeridad y profundidad el estudio y análisis de todos los elementos de riesgo". "En cualquier caso, el elemento de mayor riesgo, la instalación del 'spa', se ha clausurado de forma inmediata", ha agregado.

Igualmente, ha agradecido la colaboración del Ayuntamiento de Calpe y del hotel en el que se ha detectado el brote, que en su opinión "ha sido absoluta". Además, se ha comunicado a todos los clientes que estuvieron alojados en la tercera semana de junio que acudan a los servicios sanitarios ante cualquier síntoma inicial o sospecha de enfermedad", como fiebre, malestar general, o cansancio.

OTROS 19 CASOS EN FEBRERO

El pasado febrero, la Conselleria de Sanitat notificó 19 casos de legionella cuyo nexo de unión era la estancia en este establecimiento hotelero de Calpe. En aquel momento se aplicó el protocolo establecido y ante la continuación de aparición de más casos, se procedió al cierre del local de manera cautelar, que reabrió el 10 de febrero.

Ante la detección de casos nuevos, la Conselleria ha aplicado el protocolo previsto, consistente en la comprobación del cumplimiento de la normativa en las instalaciones posiblemente afectadas y la toma de muestras para localización de la bacteria. Además, como medida de refuerzo, se procederá a la limpieza total de los sistemas conductores de agua.

Sanitat ha puntualizado este martes que ha comprobado que el Diamante Beach cumple "estrictamente con la normativa en materia de instalaciones" y una primera toma de muestras ha dado "negativo", si bien ha añadido que "al margen de los resultados analíticos, la evidencia epidemiológica define dicha localización --el hotel-- como el foco de infección".

Las autoridades sanitarias han continuado realizando muestras de acuerdo a la periodicidad prevista, que han dado resultados negativos, por lo que se ha procedido a nuevas tomas, aunque ha subrayado que "hay que tener en cuenta que los casos están localizados únicamente en el establecimiento hotelero referido".

Escolano ha asegurado que se han tomado "todas" las medidas "oportunas" para controlar esta agrupación espacio-temporal de casos. "Los técnicos han procedido a la investigación epidemiológica y ambiental de la zona con la máxima celeridad, cumpliendo el protocolo previsto", ha afirmado al respecto.