Doscientos voluntarios pondrán 33 mesas el sábado en Vallecas para que la gente vote sobre Monarquía o República

Un momento de la rueda de prensa
EUROPA PRESS
Publicado 20/06/2018 14:19:05CET

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unos 200 voluntarios pondrán 33 mesas este sábado en los madrileños barrios de Vallecas para que los vecinos puedan votar si quiere decider sobre la forma de Estado y en caso afirmativo si quiere que España sea una república.

La papeleta con los dos las dos preguntas y las dos respuestas (sí o no) esta encabeza por el siguiente párrafo: "El actual sistema monárquico se muestra incapaz de resolver los problemas reales de la gente. Sólo mediante un proceso constituyente participativo lograremos garantizar los derechos de las clases populares, las mujeres y los pueblos".

En una rueda de prensa ofrecida esta mañana en la plaza Puerto Rubio, Íker e Irene, que han ejercido de portavoces de la plataforma, Vallekas decide, organizadora del evento, han explicado que todos aquellos que quieran votar podrán hacerlo en 33 mesas de 11 a 14 horas y de 17 a 20 horas. Las mesas, en las que habrá 3 personas, estarán repartidas la mayoría cercanas a a avenia de la Albufera, pero también otras en la plaza Roja, Pedro Laborde, en la calle doña Carlota (barrio de Numancia), en la zona de Palomeras Bajas y en el casco histórico de Vallecas.

Según han explicado, dada la Ley de Protección de Datos no pedirán el DNI a nadie para votar, pero sí expedirán una especie de certificado para evitar que alguien pueda votar varias veces, algo que tampoco descartan que pueda ocurrir.

Los voceros de la plataforma --en la que no hay implicados colectivos, sino personas a título individual, señalan-- han explicado que han tomado la iniciativa de sacar una urnas tipo fiambreras grandes a la calle porque el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) lleva tres años sin preguntar por la Monarquía y por la entrada en prisión "en una cárcel de mujeres y con trato de favor" del cuñado del Rey, Iñaki Urdangarin, condenado por corrupción.

Los organizadores de la consulta han asegurado que cuentan con la autorización para la colocación de las mesas por parte de la Junta de Distritro y del Ayuntamiento de Madrid y han enviado también comunicación a la Delegación del Gobierno. Eso sí, han recalcado que no han contado con ayuda o apoyo del Consistorio ni han querido introducir la cuestión en el instrumento Madrid Decide. "Hay una desidia por parte de las instituciones y esto también lo queremos poner de manifiesto", han señalado.

Una vez recuenten las papeletas harán público el resultado, pero no saben qué hacer con los mismos. Tampoco se ponen límites para consideran un éxito o fracaso la consulta, ya que creen que el hecho de que se hayan apuntado 200 personas como voluntarios está muy bien. Como ejemplo, han recordado otras consultas como la de la privatización del agua y la de la Sanidad Pública.

Vallekas Decide tampoco descarta extender esta iniciativa a otras puntos de Madrid y de España porque es un "movimiento dinámico" que va cogiendo fueraza en otros puentos como Cádiz y Navarra. "Nos han robado dos referendos: cuando se hizo la ley de partidos y con la proclamación de Felipe VI hace cuatro años".

Los promotores de la consulta no ocultan sus preferencias republicanas y las mezclan con otras cuestiones de actualidad, como el referéndum ilegal separatista del 1 de octubre en Cataluña. "Esta iniciativa surge del hecho de que el actual sistema monárquico se muestra incapaz de resolver los problemas reales de la gente y de que solo mediante un proceso constituyente participativo lograremos garantizar los derechos de las clases populares, las mujeres y los pueblos", indican.

"Esta consulta llega en un momento en el que son evidentes los privilegios legales de la Familia Real y en el que las decisiones judiciales están encontrando respuestas masivas en la calle, como ha pasado con el juicio de la manada, el de Altsasu, los presos políticos del proceso catalán o los escandalosos atropellos a la libertad de expresión", esgrimen en un comunicado.

Además, en los folletos que reparten escriben que hay cada vez más personas que creen "que es necesario y urgente abrir un proceso constituyente que permita abrir con la monaorquía, que sobrevive gracias a la represión y que muestra día a día su esencia patriarcal y corrupta".