Ecologistas en Acción alerta de "una posible prevaricación" en la demolición del Edificio España

Edificio España
EUROPA PRESS
Actualizado 28/01/2015 13:39:57 CET

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción alerta de "una posible prevaricación" en la demolición del Edificio España, adquirido por el Grupo Wanda, tras el que se encuentra el inversor chino Wang Jianlin, dentro de un posible "trato para la inversión en la Operación Campamento".

El Consejo de Gobierno de la Comunidad aprobará previsiblemente este jueves la modificación del Plan General de Madrid por el que se reduce la protección del edificio España --donde el magnate chino prevé construir un complejo comercial-hotelero-- y se permite su demolición. Desde Ecologistas apuntan a que la modificación puntual está "plagada de irregularidades no subsanables", por lo que acudirán a la vía penal "para exigir responsabilidades".

Los ecologistas creen que tanto la compra del Edificio España como el proyecto en Campamento son operaciones "envueltas en una oscura nebulosa y posiblemente estén muy relacionadas, de tal forma que se invertiría en los terrenos de Campamento si se da vía libre a la demolición del edificio España".

Este emblemático edificio está incluido en el catálogo de bienes protegidos del Plan General de Madrid. Por ello, aunque se ha demolido su interior, no puede tocarse su estructura exterior. "Sin embargo, una de las exigencias de Wang Jianlin es demolerlo, dejando en pie únicamente la fachada principal y parte de una de las fachadas laterales", han detallado.

Para justificar esta demolición parcial, el Ayuntamiento de Madrid ha redactado una modificación del Plan General de Madrid en la que se reduce el nivel de protección pasando de ser estructural (nivel 2) a parcial (nivel 3). Esta disminución del nivel de protección, según Ecologistas, "se asienta en una maniobra administrativa: se ha tramitado en base a un supuesto error material en su catalogación".

"Es muy grave que las administraciones local y autonómica, así como el Gobierno regional, se pongan al servicio de los intereses de un empresario que busca simplemente su beneficio. A cambio, Madrid, una vez más perderá parte de su patrimonio arquitectónico más emblemático y de sus terrenos públicos", han lamentado.