Ecologistas pide que no se construya el campo de golf en El Boalo porque "produciría un grave impacto en la zona"

 

Ecologistas pide que no se construya el campo de golf en El Boalo porque "produciría un grave impacto en la zona"

Actualizado 17/10/2011 18:36:39 CET

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción ha pedido este lunes a la Dirección General de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid que no se construya el campo de golf en El Boalo porque el proyecto presentado tiene "serias deficiencias y produciría un grave impacto en la zona", según ha informado el colectivo en un comunicado.

Según Ecologistas, la empresa Autotransportes del Centro pretende realizar un nuevo campo de golf en la región, que se sumará a los más de treinta existentes en la actualidad. "Se trata de un campo de 18 hoyos, más campo de prácticas en un suelo no urbanizable y monte preservado limítrofe al Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, en el que las normas regionales y municipales prohíben instalaciones de este tipo", ha señalado.

Por ello, las organizaciones ecologistas ARBA, El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo han solicitado a la Dirección General de Evaluación Ambiental que rechace la construcción de este proyecto por su "insostenibilidad ambiental".

"Pese a que el anterior equipo de gobierno y el arquitecto municipal de El Boalo-Cerceda-Mataelpino dieron informe de viabilidad urbanística positivo al proyecto, el actual gobierno municipal ha enviado información adicional a la Consejería de Medio Ambiente en el que concluyen que en los terrenos propuestos resulta incompatible con el planeamiento vigente y con la conservación de los terrenos forestales y sus usos actuales, ya que estos suelos son No Urbanizables", ha subrayado el colectivo.

Ecologistas ha manifestado que las normas urbanísticas recogen en uno de sus artículos la prohibición de toda actuación que conlleve la destrucción o desfiguración del paisaje o su ambientación dentro de la naturaleza, así como toda iniciativa que pueda alterar el equilibrio ecológico, el paisaje natural e introduzca cambios importantes en la geomorfología. "El campo de golf propuesto no se ajusta a esta normativa ya que su construcción supone transgredir esta regulación urbanística", han indicado.

En cuanto al consumo de agua, el colectivo ha subrayado que "los cálculos están completamente infravalorados ya que pretende regar 18 hoyos con tan sólo 209.000 metros cúbicos anuales". "Sin embargo, los consumos de una instalación de estas características oscilaría entre los 360.000 metros cúbicos al año y los 750.000 metros cúbicos al año", ha dicho.

Ecologistas ha destacado que otra de las "deficiencias" que presenta el estudio de impacto ambiental son las obras de acometida para el riego del agua, ya que "se realizarán desde la EDAR de Santillana y en una longitud de 7 kilómetros discurrirán por suelos del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, sin que su impacto haya sido evaluado por el promotor".

"Otras deficiencias que contiene el proyecto son la ausencia de datos sobre tipos y cantidades de productos fitosanitarios, elementos con un gran potencial de contaminación de las aguas. Asimismo carece de análisis de alternativas viables, de estudio de viabilidad económica y tampoco valora la demanda social de la instalación", ha explicado.

Por ello, las asociaciones ecologistas han solicitado a la Dirección de Evaluación Ambiental que declare negativamente este proyecto y que actuaciones similares "considere el agua existente en la región como un recurso escaso que debe ser gestionado bajo los principios de ahorro, eficiencia y no derroche", han concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies