Educación entiende que haya "problemas puntuales" con los exámenes de recuperación en junio pero ve el cambio positivo

 El Consejero De Educación De La Comunidad, Rafael Van Grieken
COMUNIDAD DE MADRID - Archivo
Publicado 13/06/2018 13:23:26CET

Señala que hablará que evaluarlo con "pausa y cautela" tras dos cursos

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación e Investigación, Rafael van Grieken, entiende que pueda haber en algunos centros "problemas puntuarles" con el cambio de los exámenes de recuperación de septiembre a julio pero ve esta modificación positiva para el sistema educativo.

En la rueda de prensa posterior a la presentación esta mañana del Informe de Evaluación del Programa Bilingüe de la Comunidad, Van Grieken ha recordado que se comprometieron con la comunidad educativa a evaluar este cambio tras dos cursos escolares.

"De este cambio se lleva hablando mucho tiempo con la comunidad educativa. Como todo proceso de cambio tiene un proceso que necesita su ajuste. Hay centros que lo están haciendo impecablemente, hay otros que les está costando más adaptarse a este nuevo calendario, pero creo que es una oportunidad desde múltiples puntos de vista, una apuesta por la evaluación continua, por la mejor conciliación familiar, por la mejor organización, una apuesta en definitiva por la igualdad de oportunidades. Y requiere para evaluarla con la pausa y la cautela que requiere", ha añadido.

El consejero ha criticado a quienes piden que se vuelva al sistema de exámenes en septiembre porque "la planificación escolar requiere mucho tiempo y esta medida se tomó con mucho diálogo y todas la conocían".

Respecto a las quejas del aumento de absentismo en junio por parte alumnos que superaron las asignaturas en la convocatoria de mayo, la Consejería ha dado una seria de orientaciones e "instrucciones claras y evidentes" a los centros para que impartan actividades "tanto a los alumnos que necesitan recuperar algunas asignaturas como los que han obtenido buenas calificaciones".

"Los alumnos tienen la obligación de estar en los centros hasta el día 22 de junio porque tienen que ir con al menos 175 días lectivos y estamos hablando de más de 800 colegios, 500 centros concertados, más de 350 institutos públicos. Problemas puntuales con una media de cambio es normal que haya algún problema pero estoy convencido que es una medida que está para el bien de la educación madrileña. No es un cambio sencillo, pero está discutido y hablado con la comunidad educativa desde hace mucho tiempo", han recalcado.

Por tanto, según ha subrayado el máximo responsable madrileño de Educación, todos los centros tienen que mantener actividades lectivas hasta el día 22. "Nos consta que en muchos sitios lo están haciendo. Nosotros tenemos el compromiso de que esto después de dos cursos se evaluarán las consecuencias. Dejemos un poco de tiempo. Es difícil en algunos entornos acostumbrarse a estos cambios, pero en otros no nos consta el más mínimo problema. Dependerá de los entornos, centros, es una gran oportunidad y tenemos que aprovecharla entre todos", ha finalizado.