Elorriaga (PP) no irá a la huelga feminista porque cree que el manifiesto pretende "romper el modelo de vida occidental"

Publicado 05/03/2018 18:37:07CET

"No es necesario subvertir el orden del mundo, como pretende el manifiesto, ni ser anticapitalistas ni antimilitaristas ni luchar contra el liberalismo económico", argumenta

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La concejala del PP en el Ayuntamiento de Madrid Beatriz Elorriaga no irá a la huelga feminista laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo convocada el 8M porque cree que el manifiesto convocante, firmado por el movimiento feminista, pretende "romper el modelo de vida occidental".

"No todas las mujeres estamos de acuerdo y no todos los grupos pensamos igual y eso da riqueza al arco político", ha defendido Elorriaga en la mesa 'Opiniones ante la huelga feminista', convocada por el Consejo de las Mujeres de Madrid y que ha contado con concejalas de todas las formaciones con presencia en el Ayuntamiento.

La edil ha cargado contra una manifiesto "de marcado sesgo político que excluye al marco ideológico donde se enmarca el PP" y que incluye aspectos "no aceptables" para los populares. Se tendría que haber ido, en su opinión, a un documento "que dé cabida a todas porque lo importante es que la mujeres reacciones y defiendan a la mitad de la sociedad".

Son "muchas cosas las que unen a las mujeres", en palabras de Elorriaga, como la defensa de "la igualdad, la de oportunidades, la erradicación de la violencia, el Pacto de Estado, el apoyo a la maternidad, de la conciliación, de la corresponsabilidad, priorizar la educación en libertad...".

"Pero para eso no es necesario subvertir el orden del mundo, como pretende el manifiesto, ni ser anticapitalistas ni antimilitaristas ni luchar contra el liberalismo económico ni es necesario militar en un grupo feminista. No se puede excluir a quien no piensa como nosotros", ha argumentado.

Según Elorriaga, el manifiesto apunta a un "Estado pasivo que mantiene intencionadamente la trata de personas", unido a que ella no se considera "víctima de la violencia judicial", por ejemplo. La edil ha criticado que la convocatoria se haya "instrumentalizado políticamente".