Las empresas familiares perciben una intensificación de la crisis y no esperan mejoras para la primera mitad del año

Actualizado 07/02/2011 14:10:40 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las empresas familiares de Madrid perciben una intensificación de la crisis y no esperan mejoras para la primera mitad del año, según datos extraídos del índice de Expectativas Empresariales (INEES), elaborado por el Instituto de la Empresa Familiar y Analistas Financieros Internacionales (AFI), en colaboración con la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Madrid (ADEFAM), ha informado ADEFAM.

El informe pone de relieve que el 88 por ciento de las empresas familiares valoran negativamente la situación económica actual, y proyectan esta visión a los próximos seis meses. Sólo un 15,4 por ciento prevé una posible recuperación en la primera mitad del año y apenas sobrepasa el 20 por ciento el número de las que creen que mejorarán las condiciones de la demanda para crear empleo.

El estudio, correspondiente al cuarto trimestre del 2010, resalta además que la percepción del empresario familiar madrileño sobre la situación y su futuro es, en general, peor que la del conjunto de empresarios españoles.

En materia de financiación, el INEES pone de manifiesto un empeoramiento del acceso al crédito, según constata el 53,8 por ciento, mientras que sólo un 3,8 por ciento considera que la situación es mejor que hace seis meses.

En relación con este punto, los empresarios, en un 64,3 por ciento, declaran que consiguen renegociar sus líneas de crédito, pero tan sólo un 7 por ciento puede hacerlo en las mismas condiciones.

A la vista de este horizonte, la mayoría de los empresarios familiares madrileños (el 80,8 por ciento) cree que las condiciones para realizar nuevas inversiones permanecerán igual en los próximos meses.

Y a este escenario contribuirá negativamente las medidas de reconducción del déficit emprendidas por el Gobierno. En concreto, el 82 por ciento prevé que se verá afectado por las dimensiones de contención del gasto de las Administraciones Públicas.

Como modo de combatir la crisis, las empresas familiares siguen priorizando la internacionalización, como declara la mitad de los consultados.

Asimismo, para afrontar el estancamiento de la demanda, la opción más seguida está la reducción de precios, la reestructuración de la producción y el ajuste del empleo, como atestigua el 46,4 por ciento de las empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies