'La Enrededera' no ha recibido orden de desalojo ni cree que llegará porque el dueño de la casa "conoce sus actividades"

Actualizado 05/07/2015 2:12:21 CET

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El centro social okupado 'La Enredadera' no ha recibido carta de desalojo ni cree que llegará porque llevan muchos años en el edificio y el propietario conoce sus actividades, "y si no le gustaran ya hubiera iniciado el proceso".

Así lo ha manifestado hoy el portavoz de la plataforma Stop Desahucios 15M Tetuán, Alberto Milanés, que junto a otras personas de diversos colectivos han dado una rueda de prensa para defender la permanencia del centro social, ante la instancia de la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, a su desalojo.

Milanés ha leído un comunicado en el que ha criticado la presencia desde este verano de un grupo del Movimiento Social Republicano que ha allanado un edificio en la cercana calle de Juan de Olías, también en Tetuán.

Los ha calificado "neonazis, clasistas y violentos" y de prácticas "xenófobas y discriminatorias", ya que desde el hogar social Ramiro de Ledesma dan alimentos sólo a gente española y sana.

"No se trata de un conflicto entre dos edificios, sino de un barrio que está contra un hogar social que supone un retroceso a la labor que nosotros llevamos practicando desde hace muchos años. A Cifuentes y a los medios de comunicación que quieren cerrarnos les decimos que escupir en La Enredadera es nada pues los vientos de claridades vendrán para secar estos salivazos", ha leído.

También ha tomado la palabra Isabel, del Banco de Alimentos del 15M de Tetuán. Ha explicado que tras cerrarles un local la Junta Municipal del distrito, La Enredadera les acogió y que allí llevan un proyecto autogestionado "que no discrimina a nadie y le pide el carné". "No hay exclusión porque bastante exclusión es estar en paro, con hijos y desahuciado. Aquí entra todo el mundo", ha indicado.

Isabel ha justificado la convocatoria de esta rueda de prensa porque quieren defender el local y porque "se sienten amenazados" ante la presencia del grupo neonazi en este barrio madrileño.

Por su parte, Carmen, en representación del grupo Invisibles, también ha cargado contra el Ayuntamiento por "no hacerse cargo ni dar prometidos bonos de comida" a la gente más necesitada. "La Enredadera nos da cobertura, algo que la Junta de Tetuán no hace. Y aquí no excluimos a nadie. Hay personas invisibles con necesidades básicas", ha indicado.

De la misma forma se ha expresado un portavoz de la plataforma antidesahucios, quien ha señalado que ayudan a parar desahucios y a conseguir alquileres sociales y condenaciones de deuda a todas las familias necesitadas, "sean españolas o no".

También ha leído un comunicado la representante de las asociaciones de vecinos de Ventilla-Almenara y de Cuatro Caminos-Tetuán, que han mostrado su "rotundo apoyo" a la labor que realiza este centro okupado a las organizaciones vecinales, pues es lugar de encuentro para realizar charlas, teatro, proyecciones de documentales, asambleas, etcétera. "Colaboran con el carnaval de Tetuán, con las fiestas del barrio. No es una parte del distrito, sino una entidad que lo vertebra", han añadido.

"QUE NOS VINCULEN CON ELLOS"

Los portavoces de las asociaciones además han denunciado que desde la llegada de los integrantes del centro Ramiro Ledesma varios inmigrantes han sufrido agresiones, pero que "no han sido denunciados por miedo". "La gente tiene miedo y está atemorizada", han añadido.

Por otro lado, no entienden que desde la Delegación del Gobierno "hacen una vinculación" entre ambas casas okupadas cuando en La Enredadera "no ha surgido ningún problema todos estos años".

Los defensores de La Enredadera han pedido claramente a las administraciones del desalojo del hogar Ramiro Ledesma "porque son nazis". "Pedimos que se cumpla la ley, es una banda que ha agredido a personas del barrio. Se trata de una prevarización invasiva por parte del Gobierno lo que está pasando", han señalado.

De hecho, a preguntas de los periodistas, ven en el grupo Movimiento Social Republicano una imitación de las tácticas del partido ultraderechista griego Amanecer Dorado. E incluso creen que la okupación de la casa de Juan de Olían por parte de este grupo responda a una estrategia contra los movimientos sociales del barrio y para instar al desalojo de La Enredadera.

"Aquí no ha habido ningún problema jamás. No sé si los otros nos han venido o los han venido. Pero de esta manera la Junta se quita un peso de encima porque somos molestos. Nosotros ayudamos a las personas que no tienen recursos y eso no les interesa porque estamos visibilizando cuál de este barrio. Ellos quieren que no se vea", ha esgrimido la portavoz de 'Invisibles'.

Por otro lado, los convocantes han subrayado que no están en contra de la okupación en sí, sino del tipo de grupos que la hagan. "El que esté en la calle tiene derecho a okupar. Lo que no puede ser es venir a un barrio a reventarlo. Da igual que es espacio está okupado o esté en propiedad", han señalado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies