La ermita de San Antonio de la Florida, con los frescos de Goya, abrirá a diario y acogerá actos culturales

Frescos de Goya en la Ermita de San Antonio
EUROPA PRESS
Actualizado 19/03/2018 15:38:55 CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ermita de San Antonio de la Florida, con los frescos de Goya y donde descansan los restos del pintor, abrirá a diario y acogerá actos culturales gracias al nuevo convenio firmado por el Ayuntamiento de Madrid, de mano de la alcaldesa, Manuela Carmena, Patrimonio Nacional y la Real Academia de las Bellas Artes de San Fernando.

   El nuevo convenio da continuidad al de 1987 garantizando un reparto más equilibrado de las responsabilidades de conservación de este monumento. La ermita está incluida en la red de museos municipales y desde 2015, desde cuando arrancaron los trabajos en ella, se viene registrando un aumento constante de público anual, que en tres años ha aumentado en más de 10.000 visitantes.

   El objetivo del convenio es impulsar la figura y obra de Goya a través de la conservación de la ermita. La visita al museo se enmarca en el conjunto formado por el Palacio Real, los jardines del Campo del Moro y el futuro túnel de Bonaparte y el Museo de las Colecciones Reales (abrirá en el invierno de 2020), así como a la Real Academia de San Fernando.

   Ya existen visitas a la ermita pero ahora se potenciarán desde el Ayuntamiento. Una de las opciones que se baraja es ir hacia un billete conjunto para ver el Palacio Real y la ermita, ha indicado Carmena. Otra idea en la que trabaja Patrimonio es la puesta en marcha de una línea de microbuses que conecte el Palacio y la San Antonio de la Florida una vez que abra el Museo de las Colecciones Reales.

   La alcaldesa ha añadido otra posibilidad, la de hacer un recorrido por el Madrid de Goya y visitas las obras que tiene esparcidas por la ciudad, como en San Antonio de la Florida, en el Museo del Prado y próximamente en El Capricho, donde también estuvieron colgadas en su momento.

   El Ayuntamiento se compromete con este convenio a invertir en iluminación y corre a cargo de los gastos de mantenimiento de los elementos no histórico-artísticos de la ermita, así como de la apertura para visitas y de las actividades. El gasto municipal será de 312.000 euros e incluye la atención a visitantes, divulgación del museo, vigilancia y seguridad, la renovación de la iluminación interior y exterior y la limpieza.

   Patrimonio Nacional se responsabiliza de conservar todos los elementos de patrimonio histórico y artístico, competencia que ahora recaía en el Ayuntamiento. Patrimonio además renovará las instalaciones y la pintura del templo por un monto de 40.000 euros.

   La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando tiene un papel de asesoramiento científico en el convenio y no asume más gastos que los derivados de los actos que puede programar en la ermita por su propia iniciativa, estimados en 4.000 euros anuales.

   "Las tres instituciones nos comprometemos a poner un paso por delante al arte, que esté mejor atendido, exhibido y más cerca de que todos lo podamos disfrutar porque el arte nos desarrolla la ética y la estética, que sirven para la felicidad colectiva", ha argumentado la alcaldesa.

   La ermita fue edificada en el Real Sitio de la Florida por el arquitecto Filippo de la Fontana a instancia del Rey Carlos IV. Su decoración pictórica fue realizada en 1798 por Francisco de Goya, cuyos frescos situados en la cúpula, la bóveda y las pechinas del templo representan un milagro de San Antonio de Padua. A los pies del presbiterio se encuentra, desde 1928, el panteón con los restos mortales del pintor.

   En 1905 la ermita fue declarada Monumento Nacional y en 1928 su uso fue cedido a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que ya desde 1925 se ocupaba de la conservación de los frescos. Posteriormente, en febrero de 1987, el Consejo de Administración de Patrimonio Nacional acordó la cesión de uso del templo al Ayuntamiento de Madrid, conservando la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando las competencias de asesoramiento en materia de restauración.