La Escuela Municipal de Agroecología Urbana comenzarán a construirse en un espacio de 10.000 metros en 2019

Dieta baja en grasas
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ALEKSANDR_VOROBEV
Actualizado 20/07/2018 12:32:59 CET

Es una de las medidas recogidas en la Estrategia de Alimentación Saludable y Sostenible para Madrid

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los 10.000 metros de la Escuela Municipal de Agroecología Urbana comenzarán a construirse en 2019 en San Fermín (Usera). Es una de las medidas recogidas en la Estrategia de Alimentación Saludable y Sostenible para Madrid 2018-2020, que ha sido presentada este viernes por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y el delegado de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Nacho Murgui, junto con la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Plataforma Madrid Agroecológico.

Será un espacio de formación y capacitación en agroecología, con prácticas incluidas, que contará de 10.000 metros cuadrados de extensión, en su mayor parte destinados a huertos. Se recuperarán asimismo los usos agropecuarios en la Quinta de Torre Arias del distrito de San Blas-Canillejas.

La estrategia es la impulsora de la inclusión progresiva de alimentos ecológicos y de circuitos cortos y cláusulas relativas a productos de comercio justo en los 56 centros que forman parte de la red de escuelas infantiles municipales, a las que se sumarán las 13 que están actualmente en construcción.

Además a partir de 2019, los pliegos de los comedores sociales y de los centros de acogida a personas sin hogar incluirán criterios de sostenibilidad en el servicio de alimentos.Una de las medidas ya en marcha son los programas para los más pequeños 'Madrid, un libro abierto', que ofrece talleres y visitas guiadas a escolares de 4º y 5º de Primaria a mercados municipales para enseñarles a comprar de forma responsable, así como a identificar la importancia de la trazabilidad de los alimentos.

TRES ESPACIOS DE CONSUMO SOSTENIBLE

En el último trimestre de 2018 se abrirán tres espacios de consumo sostenible en los distritos de Fuencarral, Centro y Moratalaz, que pivotarán sobre la sensibilización y la educación en materia de alimentación.

En 2019 se llevará a cabo el plan de prevención y abordaje de la obesidad infantil y la inseguridad alimentaria en 19 centros educativos de cuatro distritos, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas y Villaverde.

Además de los mercadillos que periódicamente se instalan en varias Juntas de Distrito, se ha abierto una planta del mercado de Vallehermoso a productos ecológicos y de proximidad, unido recientemente a un mercado estable de similares características en la avenida del Planetario, que se instala los terceros domingos de mes.

HUERTOS URBANOS

La Estrategia incorpora la Red Municipal de Huertos Urbanos Comunitarios, que en este momento suma más de medio centenar, y la Red de Huertos Escolares Sostenibles, implantados en más de 160 centros educativos, que crecerá en los próximos dos años. Otro proyecto es el de huertos sociales parcelados destinados a personas en situación social desfavorable. Se pondrán en marcha en San Fermín (Usera) y Moratalaz.

También se apoyan proyectos productivos del sector alimentario en el proyecto MARES de Villaverde mediante un servicio de asistencia técnica y, en un futuro próximo, con la oferta de espacios compartidos, como una cocina industrial y una central de compras que facilite la distribución de productos agroecológicos.

Otra iniciativa es Madrid Agrocomposta, junto a la recogida selectiva de materia orgánica en 17 ámbitos de una decena de distritos y 50 grandes generadores de contenidos (once mercados, quince centros comerciales, ocho hospitales, dos hoteles, las estaciones de Atocha y Chamartín...) hasta la implantación total del quinto contenedor antes de 2020, todo ello impulsado por el área de Medio Ambiente y Movilidad.

La Estrategia de Alimentación Saludable y Sostenible se enmarca en los compromisos del Pacto de Milán, un documento suscrito por más de 160 ciudades de todo el mundo en el que se comprometen a construir sistemas alimentarios sostenibles basados en circuitos cortos de comercialización, en la reducción del desperdicio alimentario y en la rebaja de la huella ecológica de la producción alimentaria.

"NO HAY PLAN B"

Nacho Murgui ha remarcado que la estrategia "tiene que ver con la supervivencia en el planeta porque no hay un plan b". "O hacemos esto o hacemos esto", ha subrayado el delegado, que ha indicado que las medidas presentadas hoy son la "pista de aterrizaje" de ideas que deben dejar el terreno de lo general para ir a lo concreto. "Nos quedamos muchas veces en el pensar global pero en el actuar local no encontramos la manera", ha analizado el concejal.

El responsable de comunicación de FAO, Enrique Yeves, ha puesto en el centro a las ciudades y el reto que supone para la alimentación. "En FAO vemos no vale sólo con producir más alimentos sino que tienen que ser sanos y saludables", ha indicado, después de apuntar a la "epidemia de obesidad" en todo el planeta.

Además ha abogado por no dejar la alimentación saludable es manos del mercado, del sector privado, sino de los estados y las ciudades. "Debemos tratar la alimentación como un bien público y entender el derecho a la alimentación como un derecho fundamental", ha remarcado.

PACTO DE MILÁN

El Pacto de Milán, promovido por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura y el Ayuntamiento de esta ciudad en octubre de 2015, es el primer protocolo internacional sobre materia alimentaria que remite a las ciudades. Apuesta por impulsar los circuitos cortos de comercialización, por la lucha contra el desperdicio de alimentos y por rebajar la huella ecológica de la producción alimentaria.

En la actualidad son más de 165 ciudades las firmantes, de las que 21 son del Estado español, entre ellas Barcelona, Valladolid, Bilbao, Oviedo, Valencia, Zaragoza, Málaga, Donostia, Las Palmas de Gran Canaria, Córdoba o Pamplona. Suman una población superior a los 10 millones de personas. En la Comunidad de Madrid se han adherido, entre otras, Fuenlabrada, Alcalá de Henares y Rivas-Vaciamadrid.

Además Madrid participa, junto con Zaragoza, Barcelona, Valencia, Pamplona, Oviedo, Córdoba, El Prat de Llobregat y Granollers, entre otras, en la Red Estatal de Ciudades por la Agroecología, un espacio de intercambio de información, de buenas prácticas y de apoyo mutuo que se formalizará en el último trimestre de 2018 y en cuyo ámbito se ha trabajado sobre el contenido de algunas medidas.