El espacio público está masculinizado, según un Informe de Igualdad de Género del distrito Centro

Publicado 03/07/2017 21:31:32CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un estudio en el que han participado colectivos, agentes sociales y vecinos de los seis barrios que conforman el distrito Centro de Madrid concluye que el espacio público está masculinizado y que se relega a la mujer al rol de madre o cuidadora.

El informe, que se ha dado a conocer en el Espacio de Encuentro Feminista del Ayuntamiento de Madrid, está basado en el Diagnóstico de Igualdad de Género en el distrito Centro y ha sido presentado por el concejal presidente del distrito, Jorge García Castaño, la delegada del área de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer, y la jefa del departamento de Servicios Sociales del distrito Carmen Cepeda.

Jorge García Castaño ha encuadrado el informe dentro de las propuestas a largo plazo que el Ayuntamiento está presentando en la capital y que "no son pensando en 2019" sino en "más adelante".

Por su parte, Carmen Cepeda ha definido el informe como una base sobre la que trabajar que "no es un punto de partida, ni de llegada, sino un punto de inflexión".

En este estudio se han analizado distintos aspectos como la utilización del espacio público, la salud física y emocional de sus habitantes, la organización social del cuidado, las estructuras de desigualdad existentes y el tejido económico. Además, se recogen una serie de conclusiones que sentarán las bases para un plan de acción a dos años en materia de igualdad.

En el mismo informe se muestra que la situación de precariedad laboral que sufren las mujeres, especialmente las inmigrantes y de familias monomarentales, termina influyendo en la salud física y mental y genera enfermedades mentales como el estrés.

También se pone de relieve la perpetuación de los roles de género entre la población adolescente y la normalización social de "la feminización de los cuidados" a niños y personas dependientes.

Entre las posibles soluciones propuestas por el informe se encuentran la lucha contra la brecha salarial y la precarización de sectores feminizados en los que abunda la temporalidad, la mejora de partidas destinadas a la dependencia, la visibilización de las mujeres, la aceptación del colectivo LGTBIQ y el trabajo por la igualdad racial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies