La estación Sainz de Baranda estará totalmente operativa en octubre tras poner 5 ascensores y 2 salidas de emergencia

Actualizado 21/08/2009 14:55:28 CET

Como novedad, las salidas de emergencia tendrán presión de aire negativa, para que en caso de incendio se aspire aire fresco

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

La estación de Metro de Sainz de Baranda de Madrid estará totalmente operativa en octubre, tras la instalación de cinco ascensores, dos salidas de emergencia, un vestíbulo más amplio y un novedosos sistema de presurización, con el objetivo de convertirla en una estación más accesible, moderna y espaciosa para los 50.000 usuarios que pasan diariamente por allí.

Así lo explicó hoy el consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, quien ha visitado la estación de Sainz de Baranda, para comprobar 'in situ' las mejoras realizadas y donde ha destacado que "con esta obra se trata de equiparar los niveles de diseño y calidad de todas las líneas para que las estaciones más antiguas cuenten con las mismas comodidades que presentan las de reciente creación".

En total, se han invertido 17 millones de euros y, entre las principales mejoras destaca la instalación de cinco nuevos ascensores, que dotarán a la estación de una mayor accesibilidad; la construcción de un nuevo vestíbulo, de 135 metros cuadrados, y de dos salidas de emergencia con acceso directo a la calle, una para cada línea; y la ampliación de las zonas técnicas

"La remodelación de Sainz de Baranda forma parte de un conjunto de actuaciones que Metro de Madrid está llevando a cabo a lo largo de la presente legislatura para mejorar las instalaciones y el servicio en estaciones más antiguas. Por esta razón, se están acometiendo obras en otras estaciones, como de Plaza de Castilla, Carpetana, Ópera, Pacífico y Arguelles", explicó Echeverría.

MEJORAR LA MOVILIDAD Y LA FLUIDEZ DE VIAJEROS

Sainz de Baranda estará totalmente terminada en octubre, después de 25 meses de trabajos. El objetivo de estos trabajos era el de introducir los elementos necesarios para mejorar la accesibilidad y la fluidez en las entradas y salidas de viajeros, además de crear nuevos cuartos técnicos y renovar las instalaciones de alumbrado, de electricidad y de comunicaciones.

Por ese motivo, la construcción de esos cinco ascensores era imprescindible de cara a que las personas de movilidad reducida pudieran utilizar la estación de forma rápida y segura desde la calle hasta los andenes. Dos de estos ascensores conectan directamente la calle con el nuevo vestíbulo. Desde aquí habrá otros dos para los dos andenes de línea 9 y uno para el andén central de la línea 6.

Igualmente, se hacía necesaria la creación de un nuevo vestíbulo para poder comunicar los dos ascensores que llegan hasta la calle con el nivel de distribución, de forma que los viajeros no tengan que utilizar las escaleras para bajar a ninguno de los andenes.

La seguridad ha sido otro de los elementos fundamentales que se han tenido en cuenta a la hora de acometer esta actuación. De esta manera se han potenciado los sistemas de seguridad, mejorando los dispositivos de protección contra incendios, instalando nuevas salidas de emergencia con acceso directo hasta la calle, desde los andenes. Estas salidas de emergencia llevan una compartimentación llamada vestíbulo de independencia que se consigue mediante la generación de un espacio delimitado por una puerta de doble hoja con barra antipánico en cada extremo.

Además, se ha introducido un moderno sistema de presurización, que según explicó el consejero, José Ignacio Echeverría, consiste en que estas salidas de emergencia tendrán presión de aire negativa, para que en caso de incendio se aspire aire fresco y se evite la acumulación de humos en las áreas de evacuación.

En definitiva, se introduce aire forzado desde el exterior mediante la disposición de ventiladores que en el momento de hacerse efectiva la apertura desde el andén de la estación se ponen en marcha, y a través de unos conductos se logra insuflar aire al interior de aquél. "Con ello se consigue evitar que, en el caso de existencia de humo en el interior de la estación, éste no consiga entrar en el vestíbulo de independencia, debido a la corriente de aire que se ha generado en sentido contrario", indicó el consejero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies