La Estrategia de Calidad del Aire regional estará en verano, tendrá enfoque "muy transversal" y como horizonte 2030

Contador
Contaminación, tráfico, atasco, coches, niebla
INTERMOUNTAIN MEDICAL CENTER HEART INSTITUTE.
Publicado 06/02/2018 17:57:49CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid se encuentra actualizando su Estrategia de Calidad del Aire para darle un enfoque "más transversal", fijándose como año horizonte 2030 y con el objetivo de que esté lista para su aprobación a partir de junio.

El Ejecutivo de Cristina Cifuentes había encomendado dicha labor únicamente al Comisionado para el Cambio Climático de la Comunidad de Madrid, Mariano González, pero este mismo martes el Consejo de Gobierno ha dado un 'empujón' a su labor, al dar luz verde a una comisión interdepartamental sobre la materia, que pretende canalizar las diferentes medidas a adoptar para mitigar y adaptar en su caso los factores que influyen en el cambio climático en la región.

En declaraciones a Europa Press, González ha asegurado que la puesta en marcha de esta comisión es "un avance en la gobernanza y en la coordinación de los centros directivos de la Comunidad" así como una manera de "aprovechar sinergias entre departamentos". "Queremos superar visiones estanco que impiden ver temas transversales", ha defendido.

Dicha comisión abordará, entre otras cuestiones, estrategias en materia de transporte público, eficacia energética de edificios, mejores técnicas en las actividades industriales, la electrificación del transporte, políticas de prevención de incendios y fomentar la concienciación.

Además, González lleva trabajando en este documento durante meses y ahora, después de que constituya esta comisión, se reordenarán los documentos y se someterá a consulta por los miembros de la misma. Así, la Comunidad pretende tener lista la actualización en junio, para que sea aprobada antes de que finalice el verano.

Esta Estrategia tendrá como horizonte el año 2030 y, aunque abarcará todos los ámbitos, apostará especialmente por la "transición ordenada" del parque de vehículos a menos contaminantes, sobre todo en sectores como taxis o de transporte de mercancías. "Esto sería un paso en la dirección correcta para mejorar la sostenibilidad", ha defendido.