Un estudio de la UCM confirma la presencia del lince en el oeste de la región tras hallar ADN en 46 muestras de heces

Lince
EUROPA PRESS
Publicado 28/02/2018 12:58:09CET

Ahora se tratará de determinar si hay uno o varios ejemplares

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio impulsado por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha confirmado la presencia de lince ibérico en la zona oeste de la región, al hallarse su ADN en 46 de los 88 excrementos analizados en diversos muestreos.

Así lo ha indicado a Europa Press el profesor del Departamento de Ecología de la Facultad de Biológicas de la Universidad Complutense de Madrid y director del proyecto, Germán Alonso, para señalar que estos datos se unen a los obtenidos en 2015, que ya apuntaban a la presencia de este animal en la región.

El estudio, tal y como adelanta el diario El País, constata la presencia de ADN de lince en 46 de las 88 muestras de excremento analizadas y arroja un mapa de presencia de este animal en el arco oeste de la región, desde la carretera A-1 a la A-4.

Este investigador ha detallado que hay avistamientos de lince ibérico desde principios de 2009 y que el estudio para constatar su presencia en la Comunidad de Madrid se reactivó en 2015, cuando un alumno preparaba un estudio de final de Máster sobre la cuestión.

"Madrid siempre ha sido un buen lugar para el lince. Hicimos en su día (2015) una serie de avistamientos fiables que sirvió para realizar un mapa y programar muestreos en un área de cinco kilómetros de suelo público donde se apuntaba a su presencia", ha detallado Alonso para añadir que entonces ya se encontraron excrementos que correspondían a este felino de grandes dimensiones en cuatro muestreos, confirmados por el departamento de Genética de esta facultad.

Fue entonces cuando se propuso desde el Ministerio de Medio Ambiente y la Comunidad de Madrid impulsar un estudio más amplio y continuar con los muestreos, que pasaron de cuatro a 21, desde la carretera de Burgos hasta la de Andalucía, en base al mapa elaborado sobre avistamientos.

En un total de 17 transectos se recogieron muestras susceptibles de ser analizadas y se procedió a analizar el ADN de las microfibras del intestinos que se arrastran con las heces. En total, de 88 casos se confirmó que los excrementos correspondían a linces en 44 de ellos.

PRESENCIA ESTABLE

Alonso subraya que estas conclusiones revelan la "presencia estable" de estos animales y que el análisis de los resultados reflejan una visión "diferente" a la que normalmente se asocia al lince, pues refleja que es un animal "acostumbrado" a la presencia humana y a las infraestructuras.

"Nos cambia la imagen que teníamos del lince, no es un animal tan raro y extraordinario en la región", añade el investigador para indicar que ahora se procederá a "individualizar" las muestras obtenidas para determinar si se trata de un animal o varios, una labor compleja por el "poco material genético" que contiene las heces y que requiere técnicas PCR (método de biología molecular que pretende obtener un gran número de copias de un fragmento de ADN).

Por ello, añade que es un "resultado sorprendente" y que las conclusiones ya están accesibles para las instituciones. Así, relata que la presencia del lince en la Comunidad es "positivo" para Madrid y "añade valor" a la región.

En este sentido, apunta a que el territorio con presencia de lince es amplio y abarca zonas como toda la cuenca del río Alberche, en Guadarrama, en Cerceda, el Jarama e incluso el sur de Valdemoro.

Alonso ha detallado sobre los avistamientos que el lince es un animal que "no se asusta" ante la presencia humana y que no sale huyendo ante la presencia de gente. "En los montes de Madrid se ve muy bien", ha agregado, para recalcar que su presencia es destacada en cauces de río y en paisaje alomado, a pie de monte.

Se trata de un felino con actividad nocturna y que por el día se agazapa, aunque ha habido avistamientos "a plena luz", como uno registrado en Valdemoro a las 11 horas.

"Tenemos el relato de que no hay linces en Madrid pero la gente cuando lo ve se queda pensando, aunque finalmente es un animal cuyas características son conocidas", ha añadido. Entiende ahora que seguir estudiando su presencia en Madrid es un paso "obligado".